domingo, 29 de junio de 2008

Demoliendo los mitos de la Izquierda, hoy: Rodolfo Walsh

Hoy me voy a ocupar especialmente de uno de los héroes de la izquierda vernácula: Rodolfo Walsh, la historia oficial escrita por pseudoperiodistas y pseudohistoriadores marxistas nos cuenta el cuentito para niños de un honesto periodista bueno e idealista que saltó a la fama cuando escribió "Operación Masacre" una crónica sobre los fusilamientos de José León Suarez durante el intento de contrarrevolución en 1956, hasta ahí todo bien, luego nos dicen que este "idealista" se hizo "militante" de la organización Montoneros y que por sus ideas fue "desaparecido" en 1977 además, afirman que "su única arma" era su máquina de escribir, lo que no dicen es que este señor era un consumado asesino y terrorista, que participó en cruentos de atentados que le costaron la vida a muchos inocentes, entre sus "hazañas" se encuentra el asesinato de Augusto Vandor y una bomba en un comedor policial que dejó decenas de muertos, y que murió en combate en pleno centro de Capital Federal, a continuación una breve reseña de lo que fue este siniestro personaje:

Una vez más las movilizadas legiones de la caterva de los derrotados por las armas, pero triunfadoras en el campo ideológico; con el amparo de la inoperancia de las fuerzas que se suponen "del orden", y la prédica deliberadamente tendenciosa de los que ahora pasan por periodistas, escritores, funcionarios públicos -algunos ocupando altos cargos- salieron el 24 de marzo pasado (2002) para “memorar despectivamente” un nuevo aniversario del golpe que fuera elogiado – en ese momento -por LLA OPINIÓN" DE JACOBO TIMERMANN, DÁNDOLE GRACIAS A LOS MILITARES POR "HABER PUESTO FIN A UN VASTO CAOS QUE ANUNCIABA LA DISOLUCIÓN DEL PAÍS..." (VÈASE LA EDICIÓN DE ESE DIARIO DEL 27 DE MARZO DE 1976)". Pero resultó que la fecha coincidía con la muerte en combate de Rodolfo Walsh, no faltaron todos aquellos intelectualoides de izquierda que, en sendos reportajes, discursos sensibleros, actos, etc., aprovecharon los medios de comunicación social para volver a ensalzar la memoria de quien fuera el "compañero -como suelen decir estos personajes de la militancia'- desaparecida”, y que FUERA OFICIAL PRIMERO DE LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA Y GUERRILLERA "MONTONEROS" "ESTEBAN" , NOMBRE DE GUERRA DE RODOLFO WALSH; el mismo que fundara en Cuba la Agencia de Noticias "Prensa Latina", que le diera oportunidad para reclutar y adoctrinar a Ricardo Masetti, alias "Comandante Segundo" para que luego de recibir un entrenamiento como el que tan claramente describe el desengañado Régis Debray en su libro "Alabado sean nuestros señores" (Sudamericana, 1999, páginas 65 a 67) intentara vanamente subvertir el orden en nuestro país con su "EJÈRCITO GUERRILLERO DEL PUEBLO" (EGP) Y QUE HALLARA TRÁGICA MUERTE EN SU EMPEÑO. "Esteban" es el mismo "compañero' que entregara personalmente al ex agente de policía-conscripto Salgado, y en presencia de otro Oficial Montonero, Marcelo Kurlat, alias "Monra", el artefacto explosivo que éste último hiciera explotar el 2 de julio de 1976 en el comedor de Seguridad Federal, causando la muerte a 16 personas y heridas graves a otras 65 MUCHOS NIÑOS ENTRE ELLOS , la cuarta parte de las cuales quedarían horriblemente mutiladas para el resto de sus días. Pero, de eso no se habla. Más aún, se intenta minimizar su actividad terrorista y se miente a sabiendas, como hace la plumífera Laura Haimovichi ("de la Redacción de Clarin"), que en su nota dedicada a Walsh del día 25 de marzo (página 38) reconoce, empero, que "andaba con su disfraz de jubilado' , portando "un documento falso a nombre de Norberto Freire " y "...una pequeña pistola Walther PPK, calibre .22". Pero no aclara que la sigla PPK significa en alemán "Polizei Pistole Kriminal" , esto es Pistola de la Policía Criminal, y que no se trata de una simple e inocente arma deportiva calibre .22, sino de una .22 de gran potencia, arma preferida por el Mossad ( Servicio Secreto de israel ) para sus agentes especiales "Katsas" del "Kidon" (unidad de] Mossad encargado de las ejecuciones clandestinas) para llevar a cabo sus asesinatos, como lo reconocen, entre otros George Jonas en su libro "Ojo por Ojo" (Emecé, 1984, páginas 59/60}; o Victor Ostrovsky en "Mossad, confesiones de un desertor" (Planeta, 1992, páginas 90/91), o por Gordon Thomas, en su libro "Mossad, la Historia Secreta" (Vergara, 2000, página 72). Y si bien todos estos mencionan preferentemente al arma italiana Beretta calibre .22, es de destacar que ésta última dispara los mismos proyectiles de gran potencia de la Walther alemana, con iguales resultados mortales. Luego, el arma que portaba el "compañero" Esteban, que seguramente aprendiera a usar en su nada inocente estadía en Cuba, no era esa inofensiva "pistolita" calibre .22, sino una verdadera arma de guerra, considerada por los expertos mundiales COMO LA MÁS APTA PARA ELIMINAR PERSONAS A CORTA DISTANCIA EN FORMA CASI SILENCIOSA. Pero de eso no se habla. Se habla de otras cosas más románticas... del arte de la desinformación enmascarado coma periodismo en pleno auge... y los "idiotas útiles" de turno repitiendo las consignas, muletillas y slogans ideados y difundidas por las usinas de intoxicación psicológicas, en donde el "Perro" Verbitsky desempeña con Èxito su papel al servicio de la "Cuarta Vía para la toma del Poder"... .

por
Salvador Urriaga.

1 comentario:

MarcosKtulu dijo...

Otra travesura de Walsh fue elegir de blanco a Rucci.