sábado, 28 de junio de 2008

LA PRUEBA DEL DELITO: LA AMENAZA OFICIAL PARA LLENAR ACTOS KIRCHNERISTAS

Por Christian Sanz

Muchos lo sospechan, otros se atreven a confirmarlo aunque no cuenten con evidencia concreta. El "arrendamiento" de manifestantes para colmar los actos de Cristina Kirchner, a través de prebendas o amenazas, es todo un hecho. Sabido es que, si el kirchnerismo no apelara a estos métodos, no habría manera de que convocara tanta cantidad de personas a sus actos.
Miles de concurrentes, con prolijas banderas e imponentes carteles, se congregan cada vez que el oficialismo organiza un nuevo acto. Siempre son los mismos, provenientes incluso de las mismas zonas del conurbano, especialmente José C. Paz y Florencio Varela.
Si bien diario La Nación hizo oportuna referencia al documento que se va a mostrar a continuación, es la primera vez que este se muestra públicamente. Allí se demuestra cabalmente la manera en que se manipula a los concurrentes a los actos oficiales.
Se trata de una hoja con membrete de la municipalidad de José C. Paz, en la cual el secretario de Gobierno, Rubén Caporaletti -mano derecha del corrupto Mario Ishii-, exige a diferentes reparticiones de la comuna "permitir" que su personal a cargo -unas 10.000 personas- concurra a la convocatoria que Cristina realizaría el 18 de junio próximo pasado.

El documento dice textualmente: "De acuerdo a la convocatoria realizada por el intendente Mario Ishii, presidente del Partido Justicialista de José C. Paz y miembro del Consejo Nacional, a todos los compañeros justicialistas para el día de mañana, miércoles 18 de junio de 2008, en la Plaza de Mayo, solicito a usted que notifique a todo el personal de la planta temporaria y superior del área a su cargo que deberá concurrir a la misma en forma obligatoria sin excepción. También solicito que se invite al personal de la planta permanente de la comuna a acompañar en esta convocatoria que tiene como fin defender la democracia y las instituciones constituidas".
La elocuencia del documento es tal, que no merece mayor comentario. Por caso, la abogada Patricia Lazeretti presentó hace pocas horas una oportuna denuncia penal por "abuso de autoridad" contra los funcionarios del municipio de José C. Paz.
"Si bien en José C. Paz la gente ya está acostumbrada a que la obliguen a concurrir a los actos, esta es la primera vez que la Municipalidad imparte la orden y obliga a concurrir sin excepción formulando una orden por escrito", aseguró la letrada a este medio.
"La impunidad, el egocentrismo, y la falta de sentido común, generan irregularidades serias como que (Néstor) Kirchner le 'ordene' a los diputados a no cambiar el proyecto de la retenciones o que el Municipio de José C. Paz obligue a más de 10.000 personas a concurrir a un acto", agregó Lazeretti con gran fastidio.
Este periódico intentó obtener alguna declaración por parte de los funcionarios del municipio mencionado y sólo recibió dos escuetas palabras como respuesta: "sin comentarios".


Concluyendo

Es probable que nadie se asombre por la revelación de semejante documento, y hasta es imaginable que no suceda nada luego de la denuncia efectuada. Son los síntomas de acostumbramiento una sociedad que se ha habituado peligrosamente a convivir con la corrupción más extrema.
Asimismo, es imperdonable la manipulación que el kirchnerismo hace respecto de la gente a la que obliga a ir a sus actos, pero más imperdonable aún es la burla que hace sobre la sociedad toda. ¿Cree el oficialismo que la gente se traga la supuesta espontaneidad de la concurrencia a sus convocatorias?
Este tipo de actitudes son postales de la vergüenza actual. Mejor dicho, de la "falta de vergüenza".
Es la mejor calificación que le cabe al matrimonio presidencial.

Christian Sanz

No hay comentarios: