jueves, 17 de julio de 2008

¡Viva la Patria!


Por una vez, el Congreso demostró que no es un adorno, esta madrugada nuestra República que pende de un hilo tuvo aunque sea un momento de respiro, se demostró que con los pésimos legisladores que tenemos puede de vez en cuando primar el sentido común, que a pesar del Vicepresidente trepador y timorato que nos tocó en suerte a veces vota a conciencia sin importarle el apriete final del despreciable Pichetto, fue una noche tensa, estuve siguiendo el debate por TV y dudé cuando no bajaba Rached, dudé cuando desapareció Cobos y quedó Pampuro y me desesperé cuando el Cleto pidió un cuarto intermedio antes de la segunda votación, por suerte y después de un innecesariamente largo y entrecortado discurso Cobos no hizo más que cumplir su juramento de defender la constitución, algo que no es poco en la kakistocracia que vivimos.

1 comentario:

aplacetoreturn dijo...

Solamente Dios sabe cómo se subieron los huevos a la garganta cuando este tipo pidió el cuarto intermedio, creí que el Shopping del Senado iba a abrir y Néstor a comprar...

Por suerte no la aceptaron.