jueves, 11 de septiembre de 2008

Al más grande entre los grandes.

1 comentario:

Roark dijo...

Siento umucho orgullo de ser coterráneo de la misma tierra donde nació don Domigno Faustino Sarmiento. Esta mañana pasaba por su casa natal en avenida San Martín que está muy cerca del lugar donde trabajo y estaba todo el aparato politico provincial rindiéndole homenaje y pronunciando discursos vacíos de cotenidos. No creo que Domingo F. Sarmiento esté orgulloso del deplorable estado de la educación pública en la provincia y en general en todo el país. La barbarie que él tanto aborrecía, ha dominados las escuelas e incluso al cuerpo docente, quitándole a la escuela el lugar de excelencia que merece. El mejor homenaje que le pueden hacer a Sarmiento los maestros y el gobierno es guardarse a silencio. De nada sirven las palabras grandiosas si después vemos a los mismos homenajeando al Che Guevara, A Fidel Castro y cuanta porquería se le parezca.
Hoy en la provincia es feriado provincial, pero nadie recuerda a Sarmiento, todo el mundo aquí cree que hoy es el día del maestro y no la conmemoración de la muerte de este prócer. Los que homenajean a Sarmiento, tienen hoy un día de recreo: picnis, agasajos, cualquier motivo para celebrar. En lugar de rendirle un homenaje le hacen una ofensa.