miércoles, 1 de octubre de 2008

3 mitos criollos sobre el Liberalismo


Siguiendo la tónica del artículo de Murray Rothbard que pubiqué acá y sin la intención de emular al Maestro (lo cual sería una falta de respeto), me propongo echar luz sobre algunos mitos criollos sobre el liberalismo, por que he visto que entre muchos creyentes de la izquierda vernácula hay una gran confusión sobre este tema.

Mito #1: El gobierno de facto 1976-83 inauguró las politicas "neoliberales" en la Argentina, fue un gobierno títere del imperialismo y Martinez de Hoz fue un economista liberal ortodoxo.

Nada más falso
, de hecho el gobierno militar tuvo un sesgo fuertemente estatista-dirigista. En primer lugar no hubo ni una sola privatización es más, se estatizaron empresas como Austral y la Italo, además de estatizar la deuda privada.
Durante la gestión de Martinez de Hoz (el supuesto "liberal otodoxo") el país se endeudó en 20.000 millones de dólares para financiar estatismo a través de YPF, subsidios a exportaciones, Mercado Central, ente binacional Yaciretá, Polo Petroquímico Bahía Blanca, Altos Hornos de Zapla, YCF etc.
Se mantuvo sobrevaluada la moneda de manera artificial, hubo controles de precios y altísimo déficit fiscal.
Se iniciaron obras públicas faraónicas: estadios de fútbol, autopistas, un parque de diversiones del estado (!) y el Mundial ‘78 (un festival de corrupción y sobreprecios).
Con respecto a la acusacion de "titeres del imperialismo" la guerra emprendida contra un miembro de la OTAN y principal aliado de EEUU echa por tierra esa teoría, además de la excelente relación de las Juntas con los gobiernos de Cuba y de la URSS.

Mito #2: El liberalismo argentino fue cómplice del genocidio de los 30000 desaparecidos.

Este mito parte de una falacia siniestra, la de la descarada exageración malintencionada del número de caídos pertenecientes a las fuerzas subvesivas y adherentes a éstas, Nicolás Marquez en su libro "La otra Parte de la Verdad" demuele minuciosamente esta falacia.
Como se trató de una guerra civil donde un bando financiado por estados extrangeros pretendió subvertir el orden constitucional de un gobierno democrático, este mismo gobierno (Martínez de Perón) implementó un plan drástico para conjurar esa agresión y le encargó esta tarea a las FFAA que ante el clamor popular y ante el desgobierno de la Presidente Martínez de Perón, finalmente tomaron el poder en marzo del '76 y finalizaron su tarea antisubversiva para 1978, pero cometieron el error de querer perpetuarse en el poder y al igual que prácticamente todos los gobiernos anteriores, civiles y militares, implementaron la censura y la conculcación de derechos individuales. Como dijimos, se trató de una guerra y, como en toda guerra, se cometieron excesos que los liberales por supuesto repudiamos, pero de ahí a esgrimir la falacia de que hubo un "genocidio," que hubo un "plan sistemático" de robo de bebés y que "se exterminó a una generación entera de jóvenes idealistas" hay un largo trecho.

Mito #3: El saldo negativo que dejó la década del '90 demostró el fracaso de las políticas neoliberales.

Ciertamente durante los gobiernos del Doctor Menem (sobre todo el primero) se implementaron reformas liberales como privatizaciones, desregulaciones, y apertura de los mercados, algo asombroso viniendo de una administración justicialista, pero el saldo de esa década lejos está de ser negativo, de hecho el poder adquisitivo era increíblemente superior al actual, los servicios funcionaban, se había recuperdo el crédito y el ahorro, se derrotó el gran flagelo de la inflación y jamás en la historia argentina se disfrutó de tanta libertad como en aquella década actualmente denostada, por supuesto que se podrían haber hecho las cosas mejor, como por ejemplo más transparencia en los procesos de privatización y menos gasto público, pero recordemos ¡Era un gobierno peronista! demasiado hizo, muchos liberales por puritanos no acompañamos ese proceso y cuando se deja un lugar vacante lo ocupa otro y desgaciadamente esos lugares fueron ocupados por la gente equivocada.

Es notable la confusion que existe sobre lo que es realmente el liberalismo, la religión estatista que se ha apropiado de la educación se ha empeñado en eternizar estas mentiras marxistas, desde este humilde espacio haremos lo posible para revertir esta situación.

M.E.B

3 comentarios:

Andres Fleischer dijo...

Por años, desde que me declaré libre de las mentiras de la izquierda y por ende me colgué en las lianas del liberalismo para vivir mi vida, esperé un articulo como este, fascinante, precizo y breve que resume las ideas que tengo en mi mente pero no se como se llaman.
gracias martín benegas, pido que hayan mas como estos!.

Martín Benegas dijo...

Muchas gracias Andrés!

Mariana y Marcelo dijo...

Esos tres mitos conforman el núcleo duro del dogma progre local. Buena idea la de identificarlos y buen trabajo el de rebatirlos en un solo post a la mandíbula.