martes, 14 de abril de 2009

La sinrazón de mi vida


La corrupción y el creciente intervencionismo estatal no son perversiones del estado; son, respectivamente, su esencia y su propósito. Combatir los abusos del estado con los medios del estado es tan práctico y razonable como usar una guillotina para aliviar el dolor de cabeza. El propósito de la guillotina es matar, se diga lo que se diga en su defensa.

Así como lo contrario a la violación es la relación sexual mutuamente consentida, y no la violación con penetración limitada, lo contrario a la coacción estatal no es menos coacción estatal, sino relaciones libres y voluntarias entre seres humanos.

¿Utópico?... cotidiano, mejor dicho, además de legítimo, eficiente, viable y a nuestro alcance. En el fondo todos conocemos la naturaleza criminal del estado – de lo contrario no tendrían que emplear la violencia para financiarlo. Reconocerla sin más, concientemente, se logra bajando de la abstracción mitológica y conectándose con la realidad. Pero los mitos, preservados del libre examen por obra de la manipulación emocional, no se desarman sólo con argumentos racionales.

Olvidamos que se nos juzga por nuestros actos más que por nuestros aportes intelectuales. Si nuestros actos contradicen a nuestras palabras, no tendremos – ni merecemos tener – la atención y el respeto de los potenciales interesados en nuestras ideas: no podemos pedirle a la gente que renuncie a privilegios estatales, cuando nosotros hemos renunciado a (y desacreditado) los principios que decimos defender.

A medida que nos acercamos a la verdad nuestra impostura se torna más peligrosa, pero nuestra virtud se torna más fecunda. Nada fortalece tanto a la causa de la libertad como la integridad de sus voceros, y viceversa.

Las propuestas de Ron Paul – político al fin y al cabo – no estaban destinadas a promover la libertad, sino a cuidar y aumentar el financiamiento de su campaña (mayoritariamente aportado por cristianos fundamentalistas); por eso apelaba ora a la lógica y a la observación empírica en materia económica, ora a la santa Biblia para descalificar la teoría de la evolución de las especies.

Para Ron Paul – político al fin y al cabo – el método científico es una herramienta más – preferible mientras no atente contra sus intereses, descartable si ofende a sus devotos. Luego no es algo sorprendente que haya aceptado “donaciones” de grupos neonazis, motivadas por sus propuestas antiinmigratorias (Ron Paul también considera que mudarse de país es un acto criminal).




Para algunos, criticar ese tipo de actitudes es cosa de puritano, de fanático, de utopista vanidoso, de vago escudado en sus principios, de cobarde que no se atreve a mancharse con la realidad, a meter las patas en el barro de la historia. En fin, acusaciones que hubieran sonado familiares a los primeros antiesclavistas, o a los primeros en oponerse a la unión de iglesia y estado, o a los matrimonios arreglados, o a la opresión legal de las mujeres, etc.

Las altas dosis de pragmatismo (sólo aptas para idearios triunfantes) hicieron mucho daño al movimiento libertario, actualmente reducido a políticos oportunistas (con perdón del pleonasmo), académicos pidiendo libre mercado para todos menos para ellos mismos, y una reducida pero muy fiel hinchada, siempre dispuesta a maltratar al disidente con tal de no examinar los motivos del eterno fracaso.

Si los intentos de achicar al estado no hubieran fracasado sistemáticamente, podríamos excusar a Ron Paul y a sus seguidores. Pero la evidencia es irrefutable: el estado nunca se autolimita, sólo se achica por implosión.


Los políticos no van a renunciar a la violencia si nosotros no renunciamos antes a la esperanza en la política.

.
.

15 comentarios:

Leandro Fleischer: notas y entrevistas dijo...

Muy bueno chicos. Es la primera vez que leo un artículo en el que se citan las críticas a los liberales y se responden con tanta claridad.
Sólo me quedó una duda. La siguiente frase: "y una reducida pero muy fiel hinchada, siempre dispuesta a maltratar al disidente con tal de no examinar los motivos del eterno fracaso" ¿A quien fue dirigida? ¿A la intolerancia demostrada por algunos miembros de BlogBis por ejemplo?
Saludos y espero respuesta.

flavio g dijo...

El estado mínimo es una utopía, ni siquiera existio en USA en los gloriosos 80.

flavio g dijo...

Por poner un ejemplo Reaagan no hizo nada,(tal vez no pudo) desarmar la bomba atómina del sistema de seguridad social creado en los 60.

Mariana y Marcelo dijo...

Leandro, nos referimos a los miniarquistas en general; a los que viven quejándose del estado precisamente porque saben que no tienen control alguno sobre el estado.

El poder del estado no es un efecto de la policía, sino de las creencias erróneas prevalentes – de la aceptación masiva de un determinado discurso moral.

Mariana y Marcelo dijo...

Flavio, así es: el estado tiende a expandirse. Y seguirá expandiéndose mientras creamos que la solución pasa por "mejorar el sistema".

Fernando Aguilera dijo...

Excelente comentario.Absolutamente cierto. Y se nota mucho la influencia del grandioso Stefan Molyneux jajaja.Me parece muy bien.

Mariana y Marcelo dijo...

Así es Fernando. Tratamos de darle difusión a las ideas de Molyneux (el Voltaire del siglo XXI), en la medida de nuestras posibilidades. Ahora estamos trabajando en una traducción de UPB.

Fernando Aguilera dijo...

Muy buena idea lo de la traducción, si necesitas ayuda decime, no prometo rapidez, pero colaboro orgulloso.
Cualquier cosa mandame un mail a:
feraguilera78@hotmail.com

flavio g dijo...

Pd:"Los políticos no van a renunciar a la violencia si nosotros no renunciamos antes a la esperanza en la política". La frase mata, una genialidad.

Mariana y Marcelo dijo...

Fernando: la traducción avanza en nuestros escasos ratos libres, muy lentamente. La verdad es que trabajamos por ahora con los fragmentos del texto que fueron subrayados por nosotros mismos, en el orden original de aparición, con la idea de difundir una versión resumida - que podemos eventualmente ampliar. Se agradecería mucho tu colaboración.

Flavio: estamos trabajando para usted (en una versión digna de "Conducta Universalmente Preferible; una comprobación racional de la ética secular").

flavio g dijo...

Gracias MyM

Fernando Aguilera dijo...

MyM:perfecto, indíquenme puntualmente que trayecto (cualquiera sea) necesitarían que vaya traduciendo y yo empiezo.Si quieren arranco yo del final para atras, ya que usts. empezaron por el comienzo.O como les sugiera conveniente.
Repito que no prometo rapidez.

Mariana y Marcelo dijo...

Fernando, ya tenemos un plan: la idea es pasarte de alguna manera los fragmentos más importantes de los últimos capítulos (lo subrayado por nosotros), como punto de partida, para que vayas traduciendo eso como mínimo (sos libre de añadir lo que te parezca necesario para facilitar la comprensión del texto). Y si te parece, a medida que avanzamos nos vamos pasando el trabajo para chequearlo.
En el curso del fin de semana te vamos a enviar un mail con el detalle de las partes destacadas de algunos capítulos finales a traducir (no hay plazos; lo que puedas hacer se agradece) + lo traducido hasta el momento por nosotros.

Fernando Aguilera dijo...

Perfecto, espero ansioso el mail.

Martín Benegas dijo...

Sobre la abolición del estado Flavio publicó una serie de articulos excelentes en su blog.