lunes, 13 de julio de 2009

Aguante Ermitaño.



No soy ecologista ni nada por el estilo, pero me molesta que torturen bichos por que si nomás y me encanta cuando pasan estas cosas. Además si sos un boludo de 44 años y te pones a correr adelante de un Miura de 575 kilos... jodete.

PD: no pido que venga papá estado a prohibir estas cosas, si se quieren matar que lo hagan, pero eso no implica que me deje de molestar que torturen a esos animales ni que no me alegre cuando cornean a un boludo.

10 comentarios:

Klausbert dijo...

Hehe. Yo también soy de los que aplauden al toro.

Mariana y Marcelo dijo...

La varita mágica de la cultura en acción: torturar animales, "un arte refinado"; matar a desconocidos, "una expresión de patriotismo"; ganado humano, "la ciudadanía contribuyente".
Excelente oportunidad para reflexionar acerca de la estupidez de las tradiciones que heredamos.

Winter dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Winter dijo...

Este tipo de situaciones me enfurecen. Es el colmo de la estupidez humana. Estoy con el toro, aunque igualmente será sometido a la crueldad humana. El individuo es parte de una tradición? La exaltación de la crueldad es demasiado para los eufemismos. Esos humanos son unos bárbaros salvajes infradotados.

Leandro Fleischer dijo...

El tema de la "tradición" me tiene harto. Acá en Israel no me canso de discutir con religiosos y tradicionalistas e, incluso, algunos laicos con respecto a separar la religión de las leyes. Me dicen que es una tradición y, al ser el único país judío del mundo, debemos respetarla.
A lo que yo respondo: 1- no todos los ciudadanos del país son judíos.
2- una tradición no puede ser una obligación nunca
3- si a un religioso le molesta que yo coma levadura en pesaj (más conocido como "la pascua judía") que cierre los ojos. Si todos nos ponemos a prohibir las cosas que nos molestan, pasamos a ser una dictadura peor que la iraní.
4- El Estado judío debe encargarse de que haya mayoría judía para que los judíos tengan un lugar a dónde ir, ya que las persecuciones y el antisemitismo no han terminado. El comunismo y el islam radical representan la continuación del nazismo ¿Que me importa si es ateo o ortodoxo? Si es perseguido injustamente, acá tiene un lugar.
Y vuelven a decirme que es el único país judío y bla bla bla. Ahí termino el debate porque es como discutir con un casette que hace "rew-play-rew-play".
Con respecto a las tradiciones violentas como esta o la del islam fanático de matar al infiel para conquistar el mundo, no es ni más ni menos que la naturaleza robótica del ser humano. Dicen que usamos la razón, pero a veces no lo demostramos. En nombre de la "tradición" se cometen todos estos tipos de crímenes y se nos quita libertad o, directamente, se nos despoja de ella. Todo esto sin meditar ni razonar un poco acerca de si está bien o mal lo que hacemos.

flavio g dijo...

Se merece que tambíen lo corneen en casa.

Gerard dijo...

Yo tambien me alegro cuando estas cosas pasan, nunca entendi esta actitud humana de matar sin sentido. Los animales (y sobre todo los animales) se merecen una muerte digna

Claude dijo...

Todo esto de la "fiesta" de San Fermín y las corridas de todos me parece una barbarie sádica, idiota y aborrecible.

P.S.: Genial el comentario de Flavio G.

Fernando Aguilera dijo...

Fijense en lo decadente de la sociedad, que cada vez que se toma parte por algo (en este caso en contra de la tortura de animales), ràpidamente hay que salir a aclarar que no se esta pidiendo por la prohibición de nada.
Es tan grande el facho que tienen las personas adentro que no se habla en términos de si algo esta bien o mal (y verdaderamente analizarlo intelectualmente), sino si deberia estar prohibido o no.

Martín Benegas dijo...

Muy cierto lo que decís Fernando.