jueves, 22 de octubre de 2009

El mito del plan "alternativo" de la Iglesia

La Iglesia presento un plan de asistencia a la infancia pobre, en el cual se asignara 180 pesos por cada niño pobre. Se le ha denomidado un plan "alternativo" pero es lo de siempre, reasignación compulsiva de ingresos, dependencia económica al estado, estimular el parasitismo y a ello se le agrega el incentivar el cumplimiento con fervor religioso del "mandato divino" de "creced y multiplicaos". El argumento de que la universalización termina con el clientelismo, no resuelve el eje central de problema, pues no se incentiva a que la gente sea independiente.
Por otra parte la Iglesia cae en el error de siempre, error que contradice incluso las raíces bíblicas, me refiero a la "solidaridad" con el dinero ajeno. Una caridad coercitiva que no genera ninguna virtud perfectiva del ser humano, sino todo lo contrario: robo por un lado, pereza por el otro.
Por un lado se pregonan las ideas equivocadas que generan pobreza, como decir que el la busqueda del lucro y el interes personal es mala, y luego se busca la peor solución. Francamente pareciera que se tratara de una maquinación del diablo.
Artículo relacionado: Caridad cristiana y estado nodriza

8 comentarios:

depre forever dijo...

Si todo el planeta cumpliera las directivas de "la búsqueda del lucro y el interés personal es mala", a quién carámbanos le van a cobrar impuestos para repartir?

Martín Benegas dijo...

Flavio: ¡bienvenido a Don Tiburcio!
El tema es simple, si se subsidia culquier actividad se la fomenta, pues entonces si se subsidia la pobreza se fomenta la pobreza, 1 + 1 = 2

Klausbert dijo...

http://blogbis.blogspot.com/2009/10/repartir-se-ha-dicho.html

Leandro Fleischer dijo...

Para gente con mentalidad de mierda, un país de mierda. La ideología del pobrismo es lamentable. No hay límites la verdad.
Corríjanme si me equivoco, pues hace casi 4 años que no vivo en Argentina: ¿La iglesia es mantenida por el Estado? Si es así, deben justificar la guita que nos roban con algo. Lo lamentable es que nos roban para crear más pobreza, que es lo que logran con este tipo de planes.
Flavio, sos el que faltaba en Don Tiburcio. Si bien no soy el presidente, sino un simple miembro, tambien te doy la bienvenida

flavio g dijo...

Gracias Matín y Leandro.
Quisiera agregar que lo más curioso de todo esto, es que el Papa actual a manifestado su oposición a la idea de hacer caridad a traves del estado. "No existira sistema asistencial de estado que pueda remplazar las formas espontáneas y organizadas de amor cristiano".Encíclica "Deus caritas Est"

Mariana y Marcelo dijo...

¿Cómo no van a fomentar la coerción, si ellos mismos le deben todo a la coerción?

Fernando Aguilera dijo...

Si Marx no se hubiese declarado ateo, la Iglesia sería comunista hace bastante tiempo.

Klausbert dijo...

Bien pensado...