sábado, 25 de diciembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [undécima entrega]



Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Los lectores de esta serie de entregas, conscientes de que una determinada regla moral puede ser objetiva y universalmente válida, deben estar preguntándose: "¿cómo empezamos a formarnos un juicio ético, ahora que podemos confiar en nuestra mente?..."
Y merecen una respuesta.
.
Mariana y Marcelo
.
.
EVASION

(…)

La cuestión de la posibilidad de evitar situaciones es clave para diferenciar a la estética de la ética. La estética se refiere a situaciones que, por desagradables que puedan resultar, no eliminan la capacidad de elegir.

(…)

Por el momento, podemos asumir que cualquier amenaza de iniciar el uso de la fuerza es inmoral, pero la cuestión de la posibilidad de evitar determinadas situaciones — particularmente el grado de evasión requerido para evitarlas — es también importante. En general, una amenaza es más grave cuanto más interfiere en el normal curso de las acciones diarias. Si tengo que volar a otro continente y caminar en frente de su casa para exponerme a la consumación de sus amenazas, no está en juego para mí una actividad precisamente cotidiana. Si usted me advierte que seré violentamente atacado toda vez que transite por el único acceso a mi propia casa, entonces paso a ser víctima de una invasión grosera de mis libertades.

(…)

Esta cuestión de la capacidad para evitar situaciones constituye una de las principales raíces del juicio ético. Una mujer violada en su propia casa por un intruso es la víctima indudable y absoluta de un crimen atroz. Una mujer que es violada luego de bailar desnuda entre desconocidos y caer al suelo completamente borracha presenta un caso más complicado. Claro está, una vez que se inicia, la violación ya no puede ser evitada por la víctima — sin embargo, las situaciones que incrementan significativamente la probabilidad de sufrir una violación sí pueden ser evitadas.

(…)

Para ser justos, debemos poder distinguir entre la condición de un hombre indignado porque le han robado la billetera a punta de pistola, y la de un hombre indignado porque se han llevado la billetera que dejó hace diez días en el banco de una plaza. Ciertamente, las billeteras de ambos han sido robadas, pero no parece justo considerarlos igualmente responsables.

¿Puede el esquema de CUP ayudarnos a entender, clasificar y extender estas pautas morales?

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿Hay que ser tolerantes con la "religión de la paz?

Este post está dedicado a todos aquellos que creen en el multiculturalismo y que se debe ser tolerante con el intolerante y aceptar a quien no te acepta.
Para todos los giles que me van a acusar de "racista", les informo que los primeros perjudicados por esta situación son los musulmanes no islamistas, quienes temen criticar a los extremistas por la simple razón de que los asesinan si lo hacen.
¿Sólo atacan a Israel? ¿No quieren conquistar el mundo?
Entonces ¿Qué es esto? USA, España, Inglaterra y ahora Suecia. Sin contar las atrocidades que cometen en Africa, el Medio Oriente y demás sitios en Asia.





domingo, 12 de diciembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [décima entrega]




Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Cuidado!: Conducta Universalmente Preferible (CUP) no viene a reemplazar a las tablas de la ley, porque CUP no juzga conductas; juzga teorías. ¿Parece una diferencia sutil? Pasen y lean...
.
Mariana y Marcelo
.
.
CUP: LA METODOLOGIA

CUP puede entonces verse como un encuadre conceptual que sirve para validar teorías o proposiciones éticas — así como el método científico es el marco empleado para validar teorías o proposiciones científicas.

Un ejemplo de proposición moral es: “El inicio del uso de la fuerza es indebido.” CUP es la metodología que permite verificar la coherencia interna de esa proposición, y contrastarla con la observación empírica.

Ante todo, CUP pregunta: ¿es lógica la proposición? Luego pregunta: ¿cuál es la evidencia que respalda la verdad de tal proposición?

(…)

CUP: ¿ETICA O ESTETICA?

En general, emplearemos el término estética para referirnos a preferencias no exigibles — universales o personales — en tanto los términos ética o moral se referirán a preferencias exigibles. Es universalmente preferible (es decir, necesario) utilizar el método científico para validar teorías físicas, pero no podemos usar la fuerza para imponer el método científico a quienes no lo utilizan, dado que no utilizar el método científico no es una acción violenta.

(…)

Aunque nos hemos concentrado en la esfera de la ética, podemos concebir a CUP como un “término paraguas,” que incluye disciplinas tales como:

El método científico

Lógica

Empirismo

Debate

Lenguaje

Ética

La ética es el subconjunto de CUP que se ocupa de la conducta impuesta (el uso de la violencia). Las teorías que justifican o rechazan el uso de la violencia son teorías éticas, y están expuestas a las exigencias de consistencia lógica y evidencia empírica.

(…)

domingo, 5 de diciembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [novena entrega]



Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Sí, muy bonito, pero... ¿cómo se aplica todo esto?, se preguntan los lectores más impacientes. En el siguiente capítulo, Stefan Molyneux se adentra en cuestiones morales jamás exploradas racionalmente, echando un primer vistazo al robo y la violación.
.
Mariana y Marcelo
.

.

CUP: LA PRACTICA

(…)

Dado que todos los seres humanos comparten propiedades físicas y necesidades ligadas a sus cualidades biológicas, no es válido proponer una determinada regla moral para una persona y la regla moral contraria para otra persona — sería como postular una teoría física según la cual ciertas rocas caen para abajo mientras que otras caen para arriba. Además de ser ilógico, niega un hecho observable de la realidad: que los seres humanos, como especie, tienen características fundamentales en común, y por lo tanto no pueden ser sometidos a reglas opuestas. Los biólogos no dudan en clasificar a ciertos organismos como “humanos” al verificar que comparten ciertas características distintivas — únicamente los moralistas parecen hallar imposible semejante nivel de coherencia.

(…)

Puesto que las teorías válidas presuponen consistencia lógica, una teoría ética no puede ser válida si es al mismo tiempo verdadera y falsa.

(…)

Cualquier teoría ética que postule que “robar está bien” es necesariamente errónea, porque plantea que el derecho de propiedad es a la vez válido e inválido, y por ende no pasa la prueba de la consistencia lógica. Podría robarle a usted, convencido de que su derecho de propiedad es inválido; sin embargo, al pretender quedarme con lo robado estaría sosteniendo que mi derecho de propiedad, asimismo, es válido. Pero el derecho de propiedad no puede ser a la vez válido e inválido; luego, la proposición “robar está bien” tiene que ser inválida.

Análogamente, cualquier teoría ética que admita la violación enfrenta una contradicción similar. La violación jamás puede ser moralmente aceptable, ya que todo principio adoptado para legitimarla se contradice automáticamente. Si la violación pretende justificarse apelando al principio de que “obtener placer siempre es algo bueno,” se choca de frente con la prueba de la consistencia lógica, dado que el violador quizás logre “obtener placer,” pero su víctima ciertamente no.

Subordinar las teorías éticas al método científico produce resultados que se ajustan a la racionalidad, a la observación empírica y al sentido común.

(…)

En conclusión, es prudente afirmar que (a) las reglas morales son válidas, y (b) las teorías morales deben ser sometidas a los rigores de la lógica y la evidencia, tal como se procede con las teorías en los ámbitos de la física y la biología. Toda teoría moral basada en principios no universales o auto-contradictorios es ostensiblemente falsa.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [octava entrega]

Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

Entrega anterior click aquí

Las tradiciones, las opiniones y las sensibilidades, en materia de moral, son diversas; "por ende, la moral misma es algo subjetivo," dice el posmoderno acomodándose los anteojos. ¿Pero vamos a permitir que un error tan burdo siga lastrando el progreso de nuestra especie? Es hora de aligerar la carga...
.
Mariana y Marcelo
.
.
CUP: OPCIONAL Y OBJETIVA

(…)

Ante todo, debemos recordar que la moral es claramente optativa. Todo ser humano está sujeto a la gravedad y tiene que alimentarse para vivir, pero ningún ser humano tiene que actuar moralmente. Si violo, robo o mato no caigo instantáneamente fulminado por un rayo. Las reglas morales, como las clasificaciones biológicas o como el mismo método científico, no son más que formas racionales de organizar los hechos y los principios ligados a la realidad objetiva.

Como el cumplimiento de las normas morales es opcional, muchos pensadores han supuesto erróneamente que la misma moral es algo subjetivo.

Nada más lejos de la verdad.

Los organismos vivos son parte de la realidad material, y la realidad material es racional y objetiva. Aplicar teorías éticas es opcional, pero eso no significa que todas las teorías éticas son subjetivas. El método científico también es opcional, pero no es subjetivo. Aplicar clasificaciones biológicas es opcional, pero la biología no es subjetiva. Las decisiones son opcionales; las consecuencias no lo son. Puedo tomar la decisión de no comer, pero no puedo tomar la decisión de vivir un año sin comer. Puedo tomar la decisión de decapitar a una persona, pero no puedo decidir si esa persona podrá o no vivir sin cabeza. Es opcional, pues, comportarse de acuerdo a ciertas normas morales, pero los efectos de las decisiones morales son objetivos y mensurables.

Ahora bien, dado que la moral es un concepto válido, cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿en qué medida o hasta qué punto es válida la moral?

Como ha sido mencionado, la prueba inicial de cualquier teoría científica es la universalidad. Así como una teoría física debe aplicarse a toda la materia, una teoría ética que pretenda identificar las acciones preferibles para la humanidad debe aplicarse a toda la humanidad. Una teoría ética no puede ser válida si alega que actuar de cierta manera está bien en Siria, pero mal en San Francisco. No puede decir que el Individuo A debe hacer X, pero el individuo B nunca debe hacer X. No puede decir que lo que ayer estaba mal hoy está bien — o viceversa. Si lo hace, dicha teoría demuestra ser falsa, y en consecuencia debe ser perfeccionada o descartada.

(…)
Aunque los caballos se definen como animales que tienen, entre otras cualidades, una sola cabeza, ocasionalmente nace un caballo mutante con dos cabezas. De modo similar, los seres humanos generalmente prefieren comer a morir de inanición — exceptuando a los anoréxicos. Estas excepciones no impugnan al conjunto de las ciencias biológicas. Así, puesto que las teorías éticas describen aspectos de la humanidad, y se aplican a la humanidad, no pueden estar sujetas a los mismos requerimientos — al mismo grado de consistencia empírica — que las teorías referentes a la materia inorgánica.

La última prueba que debe superar una teoría ética es el criterio de la observación empírica. Por ejemplo, una teoría ética debe explicar la prevalencia universal de las creencias morales en la humanidad, así como los disímiles resultados de “experimentos” morales tales como el fascismo, el comunismo, el socialismo o el capitalismo. También debe explicar algunos hechos básicos relativos a la sociedad humana, como el hecho de que el poder estatal siempre se incrementa, o que la propaganda oficial tiende a incrementarse a medida que aumenta el poder del estado. Si no consigue explicar el pasado, ni sirve para comprender el presente y predecir el futuro, entonces debe ser considerada inválida y rechazarse.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [continuación de la séptima entrega]



Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Séptima entrega (primera parte) click aquí



¿De qué otra forma podemos saber que el concepto de “reglas morales” es válido?

Podemos examinar la cuestión biológicamente tanto como silogísticamente.

(…)

Es imposible que alguien argumente lógicamente contra la conducta universalmente preferible, puesto que si es capaz de argumentar tiene que estar vivo, y si está vivo tiene que haber observado conductas universalmente preferibles para mantenerse con vida, tales como respirar, comer y beber.

(…)

Dado que el método científico requiere verificación empírica, también debemos fijarnos en la realidad para confirmar nuestras hipótesis — y en este plano la validez de la conducta universalmente preferible obtiene pleno sustento.

Todo ser humano en sus cabales cree en normas morales de algún tipo. Hay cierto desacuerdo respecto al contenido de las normas morales, pero todos admiten que el concepto de regla moral es válido — así como muchos científicos disienten, pero todos los científicos aceptan la validez del método científico. Uno puede argumentar que la tierra es redonda y no plana — lo cual es análogo a cambiar la definición de moralidad — pero uno no puede argumentar que la tierra no existe — algo equivalente a argumentar que no hay tal cosa como una conducta universalmente preferible.

(…)

El cuarto argumento es también empírico. Puesto que los seres humanos tienen que tomar decisiones millones de veces en la vida, decir que no hay principios de conducta universalmente preferibles equivale a decir que todas las elecciones son indistintas o igualmente válidas (esto es, subjetivas). Sin embargo no lo son, lógicamente ni empíricamente.

Por ejemplo, si hay alimento disponible, casi todos los seres humanos prefieren comer todos los días. Cuando hace frío, casi todos los seres humanos buscan abrigo. Casi todos los padres eligen alimentar, cobijar y educar a sus hijos. Abundan los ejemplos de elecciones comunes entre los seres humanos, las cuales indican que la conducta universalmente preferible es parte de la naturaleza humana.

Como ha sido mencionado, ninguna teoría física válida puede impugnar el hecho de que los niños son capaces de atrapar pelotas al vuelo — de igual manera, ninguna teoría ética válida puede rechazar la abrumadora evidencia que respalda la aceptación de la CUP.

(…)

Podríamos citar muchos otros argumentos a favor de la existencia y validez de la CUP, pero nos basaremos en lo ya expuesto y pasaremos a examinar la naturaleza de la CUP.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Néstor, ahi baja un amiguito para que no te sientas sólo.




























Mafioso, chorro y asesino.

¿Cómo hacen?










































































Cómo hacen ustedes, jóvenes kirchneristas, pibes de izquierda comprometidos para:
1- Defender a un matrimonio que se enriqueció al amparo de la Circular 1050 de Martinez de Hoz durante la dictadura, quedándose con las propiedades de pobres tipos que no podian pagar los intereses del 200% anual. Mismo matrimonio que multiplicó exponencialmente su patrimono en los 7 años que lleva en el poder.
2-Creer que este gobierno defiende los DDHH sólo por que se dedicó a meter presos a ancianos en pañales pero que cuando había que poner el pecho jamás se jugaron, es más fueron parte del stablishment santacruceño de los años de la dictadura e inclusive cuando algún deudor hipotecario se quiso cobrar atentando contra su estudio salieron a agradecer a las autoridades de facto de la provincia el haber defendido el "estado de derecho".
3- Comerse el discurso anti noventista cuando Kirchner compartió 7 boletas con Carlos Menem, y lo describió como el "mejor presidente de la historia después de Perón"
4- No pedir explicaciones por los 500M desaparecidos de Santa Cruz fruto de la privatización de YPF.
5- Tolerar la alianza con Moyano, un personaje de lo peor de la derecha fascista sindical, miembro de la triple A y responsable de la desaparición de varios sindicalistas en los 70.
6- Arremeter contra Clarin cuando este grupo fue el principal aliado del régimen en sus primeros 5 años y ahora olvidarse nuevamente del asunto.

Este post no pretende debatir el fondo de las ideas que ustedes sostienen, eso ya lo he hecho antes, pretende comprender cómo se pueden contradecir a si mismos de esa forma, sin ponerse colorados, si lo hacen por dinero es hasta comprensible, pero si realmente son kirchneristas convencidos tienen un problema moral muy serio.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Otro Desaparecido


Desapareció del discurso de la perra y de sus seguidores ¿Que arreglo habrá habido con "los Monopolios"?

jueves, 4 de noviembre de 2010

Néstor mandó una postal


Dice que tuvo algunos problemas para que no se le quemaran los billetes que se llevó, los 500M de Santa Cruz, la guita que hizo en estos 7 años haciendo "negocios inmobiliarios" etc.
Mandó un mensaje a sus fervientes seguidores: compañerosh shigan militando, shigan luchando mientrash mi mujer se sigue forrando en guita total ella en un año eshtá viviendo en Shuisha mientrash ushtedes shiguen acá como pelotudosh! Hashta la victoria shiempre!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

Pusilánime


(Del lat. pusillanĭmis).

* adj. Falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes.

Es el calificativo que le cabe a tipos como este, un tal Gustavo Veiga "periodista" de Página 12, que pasó de ser un cronista de fútbol de mala muerte a convertirse en parte de la policía ideológica del régimen, uno de los tantos esbirros mediáticos que se arrogan el poder de pararse arriba de un banquito a señalar a los "impuros", a los "malos" a los "resentidos".

Este buen muchacho se ocupó de mi y de Mr Groncho, entre otros, en esta nota vomitada con el habitual estilo goebbeliano del pasquín oficial. Al parecer este señor se sorprendió de que hubiera voces que contrastaran con el lameculismo y la cobardía general de todo el árco político y periodístico, salvo honrosas excepciones, ante la muerte del tirano saqueador el miércoles pasado.

Se que mi estilo provocador tanto en mis posts como en los comentarios que dejo en la blogosfera y en twitter producen reacciones, a veces bastante virulentas en los seguidores tanto pagos como convencidos de la runfla gobernante, con los cuales me divierto habitualmente, pero de ahí a publicar mi nombre en un medio de alcance nacional con el sólo objetivo de difamar hay una brecha grande.

Pero lo peor no es eso, este cobarde utiliza un medio mantenido por el gobierno con dineros que nos son saqueados a todos para perseguir y amedrentar a simples individuos que vivimos de lo que ganamos trabajando y que nos expresamos en un blog, en twitter o en Facebook, acusándonos de ser propagadores del odio y el resntimiento, cuando él es lacayo de un gobierno mafioso que ha hecho del odio y el resentimiento su leitmotiv. ¿Donde estaba el "señor" Veiga cuando Hebe de Bonafini festejó lo atentados contra las Torres Gemelas? ¿Donde estaba este "periodista comprometido" cuando D'Elia vociferaba alegremente que odiaba alos blancos de Barrio Norte y a la "puta oligarquía? ¿Que me dice del ensañamiento de Kirchner contra las FFAA? ¿De la intolerancia de Moreno? ¿De la patota sindical apañada por el gobierno? Harían falta varios volúmenes para enumerar las muestras de odio y resentimiento de las que ha hecho gala este gobierno desde 2003 en adelante, sin embargo resulta que los malos de la película somos un par de bloggers que nos sentimos aliviados por la desaparición física del responsable del peor gobierno de la historia argentina.

Señor Veiga, ya se que su capacidad periodística no le da más que para aspirar a ser alcahuete en un pasquín como Página 12, pero por favor no insulte la inteligencia del público pretendiendo ser la voz de la moral cuando usted es cómplice de esta banda de delincuentes que detenta el poder en la Argentina. Tenga un poco de vergüenza, aunque creo que eso es mucho pedir.

Martín Benegas

domingo, 31 de octubre de 2010

Uno menos


Lástima que no fue preso ni sufrió. Ahora a sentarse a disfrutar del espectáculo del derrumbe, de las ratas huyendo del barco.



En una semana de ser el hombre mas fuerte del país a ser comida de gusanos, what a wonderful world!

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [séptima entrega]




Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

¿Puede hablarse de conducta universalmente preferible?; ¿no es éste un concepto tramposo, una argucia filosófica, un intento más - particularmente arrogante - de justificar el imperio de una cultura sobre otras? Nada de eso: en esta entrega, Stefan Molyneux procede a demostrar la validez de un concepto fundamental, sobre el cual se alzará la metodología destinada a examinar las proposiciones morales (la demostración continúa en la próxima entrega). Ojo!: no confundir “conducta preferible” con “conducta preferida”.

Mariana y Marcelo



REGLAS MORALES: UNA DEFINICION

Dicho simplemente, la moral es un conjunto de reglas que pretenden representar en forma precisa y coherente las conductas humanas universalmente preferibles, así como la física es un conjunto de reglas que pretenden representar en forma precisa y coherente el comportamiento universal de la materia.

CUP: PRUEBAS

(…)

Si yo argumento en contra de la proposición « “conducta universalmente preferible” es un concepto válido,» ya he mostrado mi preferencia por la verdad sobre la falsedad — además de mi preferencia por corregir a quienes expresan falsedades. Decir que no hay tal cosa como una conducta universalmente preferible es como gritar en el oído de alguien que el sonido no existe — es una contradicción en los propios términos.

(…)

Argumentar en contra de la validez de la conducta universalmente preferible implica la aceptación de una conducta universalmente preferible. Por ende, ningún argumento en contra de la validez de la conducta universalmente preferible puede ser válido.

Todos sabemos que hay preferencias subjetivas, como gustar del jazz o del helado, que no son consideradas vinculantes respecto a otras personas. Hay otro tipo de preferencias, como la violación y el asesinato, que son claramente infligidas a otros. Por otra parte, hay preferencias por la lógica, la verdad y la evidencia, que son vinculantes, por cuanto aceptamos que una proposición ilógica debe ser falsa o inválida.

Aquellas preferencias que se consideran vinculantes (que suponen una obligación) respecto a otras personas pueden ser denominadas “preferencias universales.” Las preferencias universales que son además justamente exigibles, como “respetar el derecho de propiedad,” pueden ser denominadas “reglas morales.”

domingo, 24 de octubre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (sexta entrega)



Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

Para leer la primera entrega click aquí
Para leer la segunda entrega click aquí
Para leer la tercera entrega click aquí
Para leer la cuarta entrega click aquí
Para leer la quinta entrega click aquí

Mantener una postura en abierto desafío a la lógica y la evidencia no es fruto de la estupidez, o de la falta de rigor; por el contrario, es una estrategia - no siempre conciente - empleada para defender una posición éticamente insostenible. En términos generales, los que se oponen sistemáticamente a la verdad son los que deben sus privilegios a la mentira. De ahí su peculiar vehemencia: esta es la medida exacta de su incoherencia. Hoy, entonces, también cabe preguntarse… cui bono?
.
Mariana y Marcelo



CONDUCTA UNIVERSALMENTE PREFERIBLE (CUP)

[UPB según siglas en inglés]

(…)

CUP Y VALIDEZ

Uno de los desafíos medulares que enfrentan los filósofos modernos es la necesidad de probar que las reglas morales son a la vez posibles y universales. Hasta que las normas morales puedan ser sometidas a la misma lógica y el mismo rigor que se le exige a las proposiciones de cualquier otra índole, seguiremos acorralados por el subjetivismo, los prejuicios políticos y el pragmático “argumento de los efectos.”

La analogía histórica más cercana a nuestra situación actual ocurrió en los siglos XV y XVI, durante el nacimiento del método científico. Los pioneros que abogaron por un enfoque racional y empírico del conocimiento enfrentaron los mismos prejuicios que hoy enfrentamos nosotros, producto de la irracionalidad, los poderes establecidos de la iglesia y el estado, los “absolutos” místicos y subjetivos y las barreras educacionales prematuras. Quienes defendieron la primacía de la racionalidad y la observación empírica por sobre el fundamentalismo bíblico y las tiranías seculares enfrentaron la firme oposición de quienes entonces blandían la cruz y la espada. Muchos fueron torturados hasta la muerte por su honestidad intelectual — nosotros nos exponemos, en comparación, a riesgos insignificantes, por lo que deberíamos ser mucho más audaces al tomar partido por lo que es verdad frente a lo que es creído.

(…)
Una regla puede ser válida si existe empíricamente, como la gravedad, o bien porque es cierta, como la ecuación 2 + 2 = 4.

(…)
Las leyes físicas describen el comportamiento de la materia, pero no contienen prescripción alguna. La ciencia demuestra que la materia se comporta de una cierta manera — jamás que debe comportarse de una cierta manera. La teoría de la gravedad prueba que si usted empuja a un hombre a un precipicio, el hombre caerá. No le dirá si debe o no empujarlo.

(…)
Si podemos probar que las teorías éticas pueden ser objetivas, racionales y verificables, estaremos en condiciones de proporcionar a la ética facultades tan prodigiosas como las que derivaron de supeditar las teorías físicas a los principios del método científico.

(…)
Quienes históricamente se vieron favorecidos por la definición de la realidad física como algo subjetivo — mayormente sacerdotes y aristócratas — han luchado sin pausa contra la subordinación de las teorías físicas al método científico, tal como quienes actualmente medran definiendo a la moralidad como subjetiva — mayormente sacerdotes y políticos — luchan contra la subordinación de las teorías éticas a principios objetivos y universales.

(…)

domingo, 17 de octubre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (quinta entrega)




Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

Para leer la primera entrega click aquí
Para leer la segunda entrega click aquí
Para leer la tercera entrega click aquí
Para leer la cuarta entrega click aquí


Si esta serie de afirmaciones autoevidentes fueran siempre tenidas en cuenta, la inmensa mayoría de los debates nunca llegarían a iniciarse. Ser conciente de ellas nos permite ahorrar tiempo (al abstenernos de la discusión infructuosa) y conocer a nuestro adversario - en algunos aspectos, mejor de lo que él se conoce a sí mismo.
.
Mariana y Marcelo


ARGUMENTOS Y UNIVERSALIDAD

Si elijo debatir, he aceptado tácitamente una amplia variedad de premisas dignas de ser examinadas.

1. Ambos existimos

(…)

2. Los sentidos tienen el potencial de percibir correctamente

(…)

3. El lenguaje tiene la capacidad de expresar significado

(…)

4. La rectificación implica preferencias universales

Si usted me corrige a propósito de un error que cometí, está aceptando implícitamente el hecho de que es mejor que yo corrija dicho error. Está aceptando una preferencia (es preferible que yo corrija mi error), y no se trata de una preferencia subjetiva, sino objetiva, y universal.

No me está diciendo: “Debería cambiar su opinión por la mía porque yo lo prefiero,” sino: “Debería corregir su opinión porque es objetivamente incorrecta.” Mi error no surge de un mero desacuerdo con usted, sino como resultado de una desviación respecto a un patrón objetivo de veracidad. Su argumento se basa en el valor objetivo de la verdad — es decir que la verdad es universalmente preferible al error, y que la verdad es universalmente objetiva.

(…)

5. Existe una metodología objetiva que permite distinguir lo cierto de lo falso

(…)

6. La verdad es mejor que la falsedad

Si le digo que la tierra es plana, y usted me contesta que no, que la tierra es redonda, está implícitamente aceptando el siguiente axioma: la verdad y la falsedad existen objetivamente, y la verdad es mejor que la falsedad.

Si le digo que me gusta el helado de chocolate, y usted me dice que le gusta el de vainilla, es imposible “probar” que vainilla es objetivamente mejor que chocolate (hablamos de preferencias subjetivas). Ahora bien, cuando me corrige haciendo referencia a hechos objetivos (la tierra es redonda), está aceptando que los hechos objetivos existen, y que la verdad objetiva es universalmente preferible a el error subjetivo.

(…)

7. Debatir pacíficamente es la mejor forma de resolver conflictos

(…)

Todo debate se apoya en la premisa tácita de que razón, evidencia, verdad y objetividad son los métodos universalmente preferibles para resolver diferencias entre individuos. Sería completamente ilógico argumentar que las diferencias de opinión deben resolverse apelando a la violencia — el único argumento coherente a favor del valor de la violencia es el empleo de la violencia.

(…)

Esta preferencia por la verdad universal no es una preferencia de grado, sino de tipo. Un atajo que reduce el tiempo de conducción a la mitad es el doble de bueno que el camino más largo — pero ambos caminos son infinitamente preferibles a conducir en sentido contrario al destino fijado.

De igual modo, la verdad no es tan solo “mejor” que el error — es infinitamente preferible, o necesaria.

8. Los individuos son responsables de sus actos

Al argumentar que los seres humanos no son responsables de sus actos, incurro en una paradoja: si estoy en lo cierto, entonces no soy responsable de mi argumento, así como usted no es responsable de su respuesta. Pero en tal caso no tiene el menor sentido proponer un argumento — sería equivalente a discutir con un televisor.

(…)

lunes, 4 de octubre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (cuarta entrega)


Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

Para leer la primera entrega click aquí
Para leer la segunda entrega click aquí
Para leer la tercera entrega click aquí


Quienes se disponen a debatir, antes de atender a los argumentos contrarios – antes incluso de adoptar una postura – deberían fijarse en lo que implica debatir, en las premisas que están implícitas en ese acto. Con ustedes, uno de los principales aportes de Stefan Molyneux a la filosofía: la refutación de argumentos no en base a su contenido, sino a su forma. Para explicar esto, conviene detenerse primero en el concepto de “preferencia”…
.
Mariana y Marcelo


ARGUMENTOS QUE SE AUTO-ANIQUILAN

(…)
En general, cualquier teoría que se contradice a sí misma no puede ser válida. No hace falta refutarla, ya que se refuta a sí misma. No necesitamos examinar hasta el último rincón del universo para determinar que un “círculo cuadrado” no existe.

(…)
Si me acerco y le digo: “La verdad no existe,” estoy afirmando algo que a mi entender es verdad mientras proclamo que la verdad no existe. Mi argumento se autodestruye.

(…)

PREFERENCIAS

(…)
Las preferencias son elementos inherentes a toda metodología que se proponga valorar en qué medida una proposición es verdadera. El método científico, por ejemplo, supone una preferencia inherente por la consistencia lógica y la verificación empírica. Para la ciencia, la premisa es: si quiere establecer una verdad referente al comportamiento de la materia y la energía, es preferible que use el método científico.

En este sentido, “preferible” no significa “en cierto modo mejor,” sino “requerido” o “necesario.” Si quiere vivir, es universalmente preferible que se abstenga de ingerir un puñado de arsénico. Si quiere sacar conclusiones válidas acerca de la realidad, es universalmente preferible que sus teorías sean a la vez internamente coherentes y empíricamente verificables. “Universalmente preferible,” entonces, equivale a “objetivamente requerido,” pero conservaremos la palabra “preferible” para diferenciar los absolutos humanos opcionales de absolutos físicos no opcionales como la gravedad.

Asimismo, para que las teorías éticas puedan ser consideradas válidas, deben ser al menos interna y externamente coherentes. En otras palabras, una teoría ética que se contradice a sí misma no puede ser válida — y una teoría ética que contradice la evidencia empírica y las preferencias cuasi-universales tampoco puede ser válida.

Así en ética como en física, biología, ingeniería y todas las disciplinas que contrastan teorías con realidad, las teorías válidas deben ser a la vez lógicamente consistentes y empíricamente verificables.

(…)

PREFERENCIAS Y ARGUMENTOS

(…)
Puesto que es imposible actuar sin apoyarse en una preferencia — implícita o explícita —, cualquier persona que actúa necesariamente acepta la siguiente premisa: “la preferencia existe.” Por lo tanto, es imposible debatir la existencia de preferencias sin aceptar en el acto la existencia de preferencias.

PREFERENCIAS Y UNIVERSALIDAD

(…)
Cuando hablo acerca de preferencias universales, me refiero a lo que la gente debería lógicamente preferir, no a lo que de hecho prefiere (lo que debería lógicamente preferir de acuerdo a las premisas que se siguen de sus intenciones manifiestas, como por ejemplo al “tratar de conocer la verdad,” o de sus actos, como por ejemplo al intentar curar una infección). Para utilizar una analogía científica, con el fin de realmente comprender el universo la gente debería emplear el método científico — esto no significa que siempre lo haga, ya que ciertamente billones de personas apelan a los antiguos cuentos de hadas más que a la ciencia moderna para buscar “respuestas.” No hay forma de aproximarse a la verdad acerca del universo sin la ciencia, pero la gente es perfectamente libre de redefinir “verdad” como “error,” y contentarse con el sinsentido místico en cualquiera de sus variantes.

Asimismo, si un hombre desea curarse de una infección bacteriana, debería tomar antibióticos en lugar de bailar una danza de la lluvia azteca. En tal situación, la preferencia por antibióticos antes que danza de la lluvia es universal, ya que el acto de bailar no cura las infecciones.

martes, 28 de septiembre de 2010

domingo, 26 de septiembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (tercera entrega)


Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)

Los párrafos correspondientes a esta tercera entrega de UPB están entre los más debatidos en los foros especializados. Por tal motivo, hemos revisado, reelaborado y vuelto a recontrarevisar las traducciones de los fragmentos publicados a continuación, con la intención de ofrecer un texto inmune al equívoco – tan propio de la materia que nos ocupa. Ustedes, valientes lectores, dirán si lo hemos logrado.
.
Para leer seguanda entrega click aquí


LA DISCIPLINA DE LA ETICA TEORICA

(…)
Cuando hablo de una preferencia universal, me refiero a lo que es objetivamente requerido, o necesario, asumiendo un objetivo determinado. Si yo quiero vivir, no tengo que gustar necesariamente del jazz, sino que debo comer. “Comer” no deja de ser una preferencia personal — no tengo que comer, en el mismo sentido en que tengo que obedecer a la gravedad — pero “comer” es un requerimiento universal, objetivo y vinculante para seguir con vida, ya que se basa en hechos biológicos indiferentes a nuestra voluntad.

Como disciplina, la ética puede ser definida como toda teoría concerniente a la conducta humana preferible, que es universal, objetiva, coherente — y vinculante.

Naturalmente, la conducta preferible sólo puede ser vinculante si el objetivo en cuestión es deseado. Si yo digo que es preferible para los seres humanos ejercitarse y comer bien, no estoy diciendo que los seres humanos no deben sentarse en el sofá y comer papas fritas. Lo que estoy diciendo es que si usted quiere estar sano, debería hacer ejercicio y alimentarse bien.

Como bien señaló Hume, no es posible derivar un “debe” de un “es.” Esto significa que una preferencia universal no puede ser axiomáticamente derivada de la existencia. Es cierto que un hombre sedentario y sobrealimentado será poco saludable. ¿Esto quiere decir que “debe” hacer ejercicio físico y someterse a una dieta balanceada? No. El “debe” está condicionado por una intención. Si él quiere ser saludable, debe ejercitarse y alimentarse bien. Es cierto que si un hombre deja de comer, morirá de inanición — es un hecho, pero no podemos derivar lógicamente de ello un principio vinculante, como “él debe comer.” Si él quiere vivir, entonces debe comer. Esto no lo inferimos directamente de la realidad objetiva, sino de su intención (vivir o morir.)

De igual modo, no hay tal cosa como una dirección universalmente “superior” a las demás — todo depende de cuál sea el destino deseado. Si quiero manejar desde San Francisco hasta Nueva York, “debo” dirigirme hacia el este.

(…)
Una conducta existe en la realidad objetiva, fuera de nuestras mentes — los conceptos “debe,” “debería” y “preferencia” no existen fuera de nuestras mentes.

Sin embargo, el hecho de que “debe” no existe en la realidad objetiva no significa que “debe” es completamente subjetivo. Tampoco existen en la realidad el método científico ni los números, y tanto la ciencia en general como las matemáticas en particular constituyen disciplinas objetivas.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (segunda entrega)


A pedido del público libertario-hispanoparlante, llega la segunda entrega de la traducción al castellano de “Universally Preferable Behaviour: A Rational Proof of Secular Ethics ”, obra de Stefan Molyneux (en versión condensada).
.

Hasta la fecha, la ética sólo ha escapado de su laberinto colgada de ganchos trascendentales. Los senderos conocidos no llevan a ninguna parte, o parecen intransitables. ¿Hay un camino racional? Para averiguarlo, nada mejor que empezar con definiciones básicas...
.
Mariana y Marcelo



PARASITISMO EFICAZ

(…)
Este libro se enfocará en exponer y destruir estas falsas “verdades intermedias.” Creo que la humanidad sufre infinitamente bajo la tiranía de las falsas “verdades intermedias” en el ámbito moral, pues estas legitiman la cosmovisión destructiva del oscurantismo religioso, el despotismo secular y el culto a la familia.

Mi tesis en este libro es que en la ética, como en cualquier otra disciplina intelectual, las grandes verdades emergen directamente de las pequeñas verdades.


*** PRIMERA PARTE: TEORIA ***

(…)

LA EXISTENCIA DE LA “VERDAD”

La verdad puede ser valorada en función de dos criterios centrales:

1. La verdad es una medida de la correlación entre las ideas en nuestra mente y la congruencia de la racionalidad, la cual deriva del comportamiento coherente de la materia y la energía en el mundo real. (Congruencia racional, o lógica interna).

2. La verdad es también una medida de la correlación entre las ideas en nuestra mente y la naturaleza y el comportamiento de la materia y la energía en el mundo real. (Evidencia empírica, o empirismo).

(…)

Cualquier teoría, para ser válida, requiere:

1. Coherencia interna (lógica)

2. Coherencia externa (contrastabilidad)

ETICA

Puesto que la ética es una materia acerca de la cual todos tenemos ya opiniones, es importante describir la relación entre la ética instintiva y la ética racional.

(…)
Si propongo una teoría científica que invalida completamente la habilidad de un jugador de baseball para atrapar una pelota al vuelo, tendré que enfrentar el imposible desafío de explicar cómo es que el jugador de baseball efectivamente puede atrapar la pelota. Si además mi espléndida teoría no es capaz de predecir ni remotamente la trayectoria de una pelota en vuelo, tengo una “gran verdad” que contradice a una “pequeña verdad,” por lo cual aquella no puede ser válida. Como la idea misma de consistencia lógica surge directamente de las “pequeñas verdades” de la experiencia perceptiva, cualquier teoría que directamente contradiga dicha experiencia no puede ser válida.

En otras palabras, la lógica se origina en los sentidos — por ende la lógica no puede contradecir la evidencia de los sentidos. La evidencia siempre supera a la explicación.

Del mismo modo, cualquier teoría ética válida debe poder explicar y justificar nuestra común repugnancia para con crímenes tales como el asesinato y la violación. No puede razonablemente contradecir las prohibiciones universales de la humanidad; más bien debe incorporarlas y explicarlas con precisión.

No obstante, al igual que la física einsteiniana nos ha proporcionado verdades asombrosas — de hecho, habría resultado escasamente valiosa si esas verdades no hubieran sido sorprendentes — las teorías éticas añaden valor en tanto revelan verdades asombrosas — incluso impactantes. De hecho, las teorías éticas que no proveen este tipo de verdades, meramente confirman las preferencias intuitivas ya existentes, y en consecuencia son de poco valor.

viernes, 17 de septiembre de 2010

The same shit

Siguiendo el hilo de este post

Adivinen de quién es este discurso:

"Nosotros somos socialistas, somos enemigos del actual sistema económico capitalista, de la explotación de los económicamente débiles, con sus sueldos injustos, con su indecorosa evaluación del ser humano de acuerdo a la riqueza y propiedad en lugar de la responsabilidad y el rendimiento, y todos estamos
decididos a destruir este sistema bajo cualquier condición "

Amigos zurditos ¿Les gustó no? ahora adivinen

¿Lenin?
¿Trotsky?
¿Stalin?
¿Mao?
¿Ho Chi Min?
¿Fidel?
¿El Che?

No, es de nada menos que Adolf Hitler en 1927, así que cierren el orto cuando nos acusen a los liberales de fachos, sepan que no hay nada mas parecido a un nazi que un comunista.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible: Una Demostración Racional de la Ética Secular




Stefan Molyneux ha derrotado a la bestia del relativismo moral. Mal que les pese a gobiernos e iglesias, la ética ya cuenta con una definición precisa y un sólido fundamento lógico. Tenemos el agrado de presentar en este blog la primera traducción al castellano del libro “Universally Preferable Behaviour: A Rational Proof of Secular Ethics ”, por el momento en una versión reducida que seguiremos ampliando. He aquí la primera entrega. Se aceptan preguntas y sugerencias.



Conducta Universalmente Preferible
Una Demostración Racional de la Ética Secular


PREFACIO

(…)
Los relativistas extremos reservan sus ataques más enérgicos para quienes se atreven a invocar cualquier forma de certeza. La generación posmoderna parece haber superado la intolerancia y las supersticiones culturales heredadas, pero ha pasado a considerar que toda verdad es una simple afirmación prejuiciosa. Como criaturas maltratadas que andando el tiempo se refugian en la “sabiduría” cínica, los posmodernos ven en toda comunicación una publicidad, en todo alegato una propaganda, y en toda exhortación moral una estafa mal disimulada.

(…)
La “bestia” del relativismo ético se cierne sobre nosotros, acosándonos, justificando los impuestos, las prisiones, la censura y la guerra. Esclaviza a los jóvenes en colegios estatales e iglesias; mantiene a los pobres atrapados en los soft gulags del estado de bienestar; hasta esclaviza a quienes todavía no han nacido, reservándoles el pozo sin fondo de las deudas nacionales.

(…)
La razón por la cual los científicos no precisan un gobierno, o un Vaticano, es que los científicos cuentan con una metodología objetiva para resolver sus disputas: el método científico.

(…)


INTRODUCCION

(…)
Para aprender la verdad tenemos que ser capaces de ver el mundo desde afuera de nuestros sentidos — esto no implica el rechazo de nuestros sentidos, sino una celosa conformidad a la evidencia de los sentidos, conceptualmente integrada, en virtud de la cual no afirmamos que la tierra es plana, sino que la materia, la energía y las leyes físicas que las rigen son coherentes.

(…)

“VERDADES INTERMEDIAS” Y EXPLOTACION

(…)
Cuando nos curamos de una enfermedad nos sentimos mejor, pero el agente causal de la enfermedad, obviamente, no se ve favorecido. Desde la perspectiva del virus de la viruela, la vacuna antivariólica es genocida.

Asimismo, los parásitos que asfixian a la humanidad ven con horror la libertad de la mayoría. Dado que su parasitismo los libera de las demandas de la realidad — ganarse el pan de cada día —, inevitablemente ven a la libertad de la mayoría como una forma de esclavitud para sí mismos. De igual manera, un granjero vería la “liberación” de su ganado como un completo desastre…

El establecimiento de la verdad necesariamente pone límites a la fantasía. Limitando la fantasía necesariamente se limita la explotación. Si lograra convencerlo de que soy una especie de hombre-dios, hijo de un dios invisible que demanda la transferencia del 10% de sus ingresos a mi cuenta bancaria, y que de lo contrario usted será castigado por toda la eternidad, podría llegar a hacerme inverosímilmente rico. Siendo un parásito de ilusiones, dependería de esas ilusiones para subsistir así como los hongos dependen del calor, la humedad y la oscuridad.

(…)
Inevitablemente, los parásitos religiosos procuran defender sus tesis tratando de dividir la realidad en “dos reinos” — el científico y el espiritual. Sin embargo, no hay evidencia de tal reino “espiritual” en la actualidad, como no había evidencia de un universo paralelo de “Formas” platónicas 2500 años atrás.

El establecimiento de una verdad coherente y universal necesariamente limita la explotación basada en ilusiones. En particular las “grandes verdades,” que son universales, exponen la redundancia e insensatez de la “verdades intermedias” — que son en realidad fantasías destinadas a perpetuar la explotación.

viernes, 3 de septiembre de 2010

La Ética de la defensa propia.


Me tomé el atrevimiento de (intentar) traducir este artículo de Stefan Molyneux, se aceptan correcciones y sugerencias

Comportamiento Universalmente Preferible (CUP) y la defensa propia

Por Stefan Molyneux

La defensa propia en contra de la iniciación de la fuerza es generalmente aceptada, aunque no siempre propugnada, en la mayoría de los sistemas morales. Mi libro "Comportamiento Universalmente Preferible: Una Prueba Racional de Ética Secular" se refirió a los aspectos generales de la defensa propia, lo que me gustaría ampliar aquí.

En términos generales, la defensa propia es la capacidad de utilizar la violencia proporcional tendiente a evitar o minimizar el daño a uno mismo durante un ataque no provocado. La frase generalmente se refiere al uso de la violencia, en lugar de limitarse meramente a escapar de una situación violenta, y así, en el marco CUP, debe ser objeto de una evaluación moral, en lugar de una evaluación neutral o estética.

Lo primero a reconocer acerca de la defensa propia es que, aunque describe el uso de la violencia, sigue siendo fundamentalmente diferente de la iniciación de la fuerza, ya que es violencia reactiva, al contrario de la violencia activa. La defensa propia, pues, no existe en ausencia de la iniciación de la fuerza. En otras palabras, la defensa propia es un efecto potencial de la iniciación de la fuerza, y por lo tanto la evaluación moral primaria debe centrarse en la iniciación de la fuerza, tema que se discute en detalle en "Comportamiento Universalmente Preferible: Una Prueba Racional de Ética Secular."

Un segundo aspecto de la defensa propia es que abarca mucho más que los ataques físicos de otras personas. Pocas personas se opondrían a un hombre que se defiende del ataque de un oso o tiburón golpeándolos en el hocico, o que toma antibióticos para eliminar una infección, o que remueva su apéndice inflamado o un diente podrido. Estas pueden ser consideradas categorías de defensa propia, en donde la fuerza (y el veneno contra las bacterias) se utilizan para defender al cuerpo contra un peligro físico inminente y creciente o contra un ataque. Si la defensa propia fuera moralmente inválida, entonces todas estas acciones serían muy difíciles de justificar. Esto no constituye una prueba irrefutable de la validez de la defensa propia, pero sí indica que oponerse a la defensa propia crea insuperables obstáculos prácticos.

Tres posibilidades

Utilizando el marco CUP, existen tres posibilidades principales a considerar en la evaluación de las proposiciones morales con respecto a la defensa propia:.

1. La defensa propia es moralmente admisible.
2. La defensa propia es moralmente necesaria.
3. La defensa propia es moralmente prohibida.

En el primer caso, la defensa propia es moralmente admisible, pero no es inmoral que un individuo se abstenga de defenderse. En el segundo caso, la defensa propia es moralmente necesaria (es decir obligatoria) - y, por lo tanto, como se ha demostrado en el libro CUP, la violencia podría ser usada contra los que se nieguen a defenderse. En el tercer caso, la defensa propia es moralmente prohibida, y la violencia se utilizaría contra los que se defienden a si mismos.

El sentido común nos lleva hacia el primer caso - donde la defensa propia es moralmente admisible, pero no moralmente obligatoria - pero vamos dejar la discusión sobre este caso para el final, porque luego de discutir los otros dos casos, el primero se hará mucho más creíble.

La defensa propia es moralmente prohibida:

Si la defensa propia es moralmente prohibida, entonces la afirmación moral concordante con el marco CUP sería algo como esto:

"Es un hecho universalmente preferible para todas las personas en todo momento y en todo lugar que se abstengan de defenderse de los ataques."

Esta proposición se desmorona rápidamente. En primer lugar, debido a que lo que es universalmente prohibido puede ser objeto de una oposición violenta, luego, el inicio de la violencia no puede ser universalmente prohibida, ya que la defensa propia es también universalmente prohibida. Sin embargo, los argumentos en el libro CUP demuestran claramente que el inicio del uso de la fuerza no puede ser universalmente preferida, y por lo tanto, la legítima defensa no puede ser inválida.

En segundo lugar, la prohibición de la defensa propia es prohibir el efecto de una acción (el inicio de la fuerza), pero no la acción misma. Esto es como prohibir el asesinato, pero no el matar, o argumentar que hacer que alguien caiga desde un acantilado es inmoral, pero empujarlo desde un acantilado es moral. No se puede tener una sombra sin un objeto y una fuente de luz, y tampoco pueden los efectos de una acción ser inmorales cuando la acción misma que causa estos efectos es moral. Así, la defensa propia no puede ser inmoral, mientras que la iniciación de la fuerza es moral. Pero si el inicio de la fuerza es inmoral, entonces la defensa propia está justificada, de nuevo, como se describe en "Comportamiento Universalmente Preferible: Una Prueba Racional de Ética Secular."

En tercer lugar, si la defensa propia es inmoral, entonces la violencia se puede utilizar en contra de alguien actuando en defensa propia. Sin embargo, por definición alguien actuando en defensa propia ya está sujeto a la violencia - la del atacante. Sin embargo, el marco CUP demuestra claramente que el inicio de la violencia es inmoral - si la defensa propia también es inmoral, entonces un hombre que actúa en defensa propia puede ser agredido - lo cual ya está ocurriendo. En otras palabras, la misma acción - la agresión contra un hombre - se convierte en inmoral y moral al mismo tiempo. Es inmoral porque la iniciación de la fuerza está mal, pero es moral, porque usar la fuerza contra un hombre que actúa en defensa propia es moral.

Estas imposibilidades y contradicciones lógicas - por no mencionar la imposibilidad práctica de actuar de conformidad con tan ilógicas reglas - claramente refutan la tesis de que la legítima defensa es moralmente prohibida.

La defensa propia es moralmente necesaria

Tal vez la defensa propia sea moralmente necesaria - esto parece más cercano a la verdad, pero también se siente problemático, por decir lo menos. En el marco CUP, la no iniciación de la fuerza es moralmente necesaria, es decir, que la no iniciación de la fuerza evita la inmoralidad.

Si una determinada acción es moralmente necesaria, entonces la acción opuesta debe ser moralmente prohibida, y por lo tanto sujeta a la fuerza de restricción. Dado que la no iniciación de la fuerza es moralmente necesaria, la acción opuesta - es decir, la iniciación de la fuerza - puede estar sujeta a la fuerza de restricción, es decir, la legítima defensa.

Sin embargo, si la defensa propia es moralmente necesaria, el abstenerse de defenderse a sí mismo debe ser moralmente malo, y por lo tanto sujeto a la fuerza de restricción. Sin embargo se produce la misma contradicción lógica antes mencionada. Si Bob ataca a Doug y Doug está moralmente obligado a defenderse, pero se abstiene de hacerlo, entonces el ataque de Bob se convierte en una acción moralmente justificada, ya que Doug está actuando inmoralmente por evitar defenderse. Sin embargo, el mismo ataque no puede ser mágicamente transformado de malo en bueno y por lo tanto la defensa propia no se puede exigir moralmente, ya que transformaría a una mala acción - la iniciación de la fuerza - en una acción virtuosa, que sería el justo castigo al hecho de no defenderse.

Además, si la defensa propia es moralmente necesaria, entonces cualquier acción u omisión propia que produzca daño a una persona justificaría un ataque violento en su contra. Creo que la mayoría de nosotros se sentiría bastante incómodo con la idea de atacar violentamente a las personas con sobrepeso, o a aquellos que no se hacen chequeos médicos regulares, o que no toman antibióticos para una infección, o que no se extraen un diente podrido y así sucesivamente.

Por último, como se explica en el libro CUP, una buena regla general en relación con las proposiciones morales es la "prueba del estado de coma" que establece que un hombre en estado de coma no puede ser racionalmente acusado de mal moral alguno. Es evidente que un hombre en estado de coma no puede actuar en defensa propia, lo que corrobora las objeciones racionales y empíricas en contra de la proposición que establece que la defensa propia es moralmente necesaria.

La defensa propia es moralmente admisible

La eliminación de las otras dos posibilidades principales presta un fuerte apoyo a la proposición de que la defensa propia es moralmente admisible, pero no obligatoria. Esta regla nos permite usar la fuerza para defendernos contra el inicio de la violencia, pero no permite el uso de la fuerza contra nosotros si decidimos no defendernos. También está conforme con la realidad médica el hecho de que someterse a una cirugía para extirpar un apéndice inflamado no es inmoral, pero tampoco es inmoral evitar esa cirugía - en otras palabras, la legítima defensa, incluso contra un órgano peligroso es admisible, pero no obligatoria.

Desde que la defensa propia es moralmente admisible, no podemos usar la fuerza contra alguien que ejerza una defensa activa contra un ataque - en otras palabras, moralmente no podemos unirnos al atacante. Esta restricción nos ayuda a evitar la imposibilidad lógica de considerar a un ataque como inmoral, mientras que nuestro ataque simultáneo por arte de magia se convierte en moral.

Dado que la defensa propia es un estándar universal, no se limita a una sola persona, digamos, la persona que esta siendo atacada, sino que se extiende a todo el mundo, permitiendo así la defensa por parte de terceros tales como guardias de seguridad o transeúntes valientes. (También valida la proposición de gran utilidad que dice que es preferible que un tercero calificado extraiga mi apéndice inflamado en vez de forzarme a hacerlo yo mismo.)

Dado que la defensa propia es una acción reactiva, puede ser universalizada, ya que no es más que la sombra de la acción del inicio del uso de la fuerza -allí donde el inicio del uso de la fuera no está presente, tampoco lo está la defensa propia. Cualquier moralista razonable prefiere la no iniciación de la fuerza antes que la defensa propia, al igual que cualquier persona cuerda prefiere no enfermarse antes que tener que curarse. La iniciación de la fuerza matemáticamente se suma a la cantidad de violencia en el mundo, mientras que la defensa propia hace exactamente lo contrario, e incluso desde este punto de vista utilitario, mucho bien se hace a través de la licitud moral de la defensa propia.

En resumen, pues, CUP valida la proposición de que la defensa propia es moralmente admisible, pero no obligatoria, lo que concuerda con nuestras nociones de sentido común de la moral, y con el rigor lógico y el rigor requerido por el enfoque del Comportamiento Universalmente Preferible.

lunes, 30 de agosto de 2010

Comercio y evolución (When Ideas Have Sex)

¿Vieron alguna vez a un animal intercambiando cosas con animales ajenos a su grupo de pertenencia? Pues entonces vieron a un ser humano. El comercio, según explica bellamente Matt Ridley en este corto video, dió lugar al salto evolutivo más extraordinario que se ha visto sobre la Tierra.



(pueden elegir subtítulos en castellano)

*Martín: si en lugar del link podés colocar el video, te lo agradecemos (nosotros no pudimos).

miércoles, 25 de agosto de 2010

TODOS GRONCHOS: Progresismo. Concepto y objeto.

Genial disección del "homo pogresis argentum" ejecutada con maestría por Mr Groncho.


TODOS GRONCHOS: Progresismo. Concepto y objeto.: "La actitud coherente y lógica al discutir con un progre es no tomarlo en serio, pero fundamentalmente no tomarlo como sujeto. El progre cons..."

Individualismo vs Colectivismo

domingo, 8 de agosto de 2010

Para el "archivo del horror"

Ayn Rand no dudaría de incluir este documento en sus "archivos del horror"

"Las mayores objeciones contra el dolor y contra su atribución aparentemente tan extraña, nacen de una concepción exclusivamente individualista y punitiva del dolor mismo: por creer que en el hombre el sufrimiento es un asunto totalmente personal y una expiación rigurosamente medida por las culpas individuales. Pero nada más falso que esto en la concepción cristiana de la realidad.
En la economía cristiana, la humanidad forma una unidad viviente, sólidamente unida en un solo e idéntico destino, copartícipe del bien y del mal de cada uno de sus miembros; un cuerpo místico que sigue las mismas leyes del cuerpo físico, donde la salud y la enfermedad, el bienestar el malestar, la vida y la muerte son comunes a todos los miembros.
Esta arcana solidaridad obra en sentido vertical y en un sentido horizontal: liga a todos los miembros con la cabeza y a todos los miembros entre sí; en otras palabras, une a todos los hombres con Adán mancomunándolos a su destino y liga cada hombre a todos los demás hombres poniendo en común la cuota de bien y de mal de la que cada uno es responsable."


Carlo Gnochi - Pedagogía del dolor inocente

domingo, 1 de agosto de 2010

¿Es el estado fruto del racionalismo constructivista?

¿Es el estado fruto del racionalismo constructivista? Es una pregunta que se hizo Huerta de Soto en su prologo a la "Fatal Arrogancia" de Hayek.
Otra cuestión ardua que puede plantearse es la de si la organización estatal ha de considerarse como un resultado del proceso espontáneo de tipo hayekiano o si, por el contrario, no es sino una manifestación histórica del racionalismo constructivista y de la ingeniería social que tanto critica Hayek. En este sentido estimamos que Hayek considera que toda ampliación del ámbito de la actividad estatal por encima del mínimo necesario e imprescindible para el mantenimiento de las instituciones jurídicas que hacen posible el mercado y el derecho de propiedad ha de considerarse como contraria al mantenimiento de la civilización.
Aunque no es éste el lugar para exponer los diferentes argumentos esgrimidos en la interesante polémica que se está desarrollando dentro del campo liberal entre los partidarios del sistema anarco-capitalista y aquellos que defienden un sistema de gobierno estrictamente limitado, he de afirmar que, en una conversación privada que mantuve con Hayek, en la que le pregunté en torno a su opinión sobre las posibilidades de desarrollo en un sistema anarco-capitalista, me contestó que no se encontraba en disposición de facilitar ninguna respuesta categórica al respecto. En contra de dichas posibilidades, manifestaba el hecho de que hasta ahora en ningún proceso de evolución social había surgido una sociedad sin Estado, para, a continuación, indicar que, en todo caso, el proceso evolutivo de desarrollo social aún no se había detenido, y que era imposible conocer hoy si en el futuro el Estado habría de desaparecer, convirtiéndose en una triste y oscura reliquia histórica, o si, por el contrario, habría de subsistir como Estado mínimo de poder estrictamente limitado (se descarta la existencia a largo plazo del Estado intervencionista o del socialismo real, dada la imposibilidad teórica de ambos modelos).

Dejando de lado el escepticismo de Hayek al respecto, pero siguiendo su análisis de las instituciones como fruto de un proceso evolutivo, pero sin caer en el determinismo histórico, el ideario anarcocapitalista es una consecuencia lógica del largo proceso de prueba y error en el intento de limitar el poder político para preservar las autonomías individuales. La experiencia histórica ha demostrado que el intento de limitar el poder político ha fracasado, y que el estado como agencia monopolista y la naturaleza humana son incompatibles formando una mezcla explosiva (Huerta de Soto) A mi modo de ver el análisis "evolutivo" es el camino más largo, pero el más sólido a la hora de defender el ideario anarcocapitalista.