martes, 29 de junio de 2010

Adoctrinamiento religioso = terrorismo mental



Dave Allen nos muestra con humor como se manipula la frágil mente de un niño a través del terror, lo gracioso es que cuando uno le hace ver estas cosas a un creyente es un intolerante, un irrespetuoso, un arrogante etc. quizás sea comprensible esta actitud, no es fácil abrir los ojos y darse cuenta de que uno ha sido víctima de una manipulación siniestra.

4 comentarios:

Klausbert dijo...

Instrucciones:
1. Ponga su cerebro en el recipiente de la licuadora.
2. Pulse el botón.

Mariana y Marcelo dijo...

No hay mejor forma de manchar y sabotear la causa de la libertad que aliarse con la religión. En un mundo crecientemente secular, esto es letal para el liberalismo/libertarianismo, pues aleja partidarios potenciales.

El estado no tiene poder sobre los individuos que desprecian las jerarquías infundadas; el estado tan solo toma los frutos que la familia le sirve en bandeja.

cardo dijo...

Don Tiburcio, nunca se pregunto si los creyentes ven algo que usted no? Quizas el que no abrió los ojos es usted...

Martín Benegas dijo...

Yo sólo veo la realidad Don Cardo, autoengañarme pensando que hay una vida más allá de la muerte, donde que me va a recibir con los brazos abiertos un hombre que fue asesinado, resusitó, y subió al cielo en carne y hueso y que además nació de una virgen es insultar mi inteligencia