lunes, 20 de septiembre de 2010

Conducta Universalmente Preferible (segunda entrega)


A pedido del público libertario-hispanoparlante, llega la segunda entrega de la traducción al castellano de “Universally Preferable Behaviour: A Rational Proof of Secular Ethics ”, obra de Stefan Molyneux (en versión condensada).
.

Hasta la fecha, la ética sólo ha escapado de su laberinto colgada de ganchos trascendentales. Los senderos conocidos no llevan a ninguna parte, o parecen intransitables. ¿Hay un camino racional? Para averiguarlo, nada mejor que empezar con definiciones básicas...
.
Mariana y Marcelo



PARASITISMO EFICAZ

(…)
Este libro se enfocará en exponer y destruir estas falsas “verdades intermedias.” Creo que la humanidad sufre infinitamente bajo la tiranía de las falsas “verdades intermedias” en el ámbito moral, pues estas legitiman la cosmovisión destructiva del oscurantismo religioso, el despotismo secular y el culto a la familia.

Mi tesis en este libro es que en la ética, como en cualquier otra disciplina intelectual, las grandes verdades emergen directamente de las pequeñas verdades.


*** PRIMERA PARTE: TEORIA ***

(…)

LA EXISTENCIA DE LA “VERDAD”

La verdad puede ser valorada en función de dos criterios centrales:

1. La verdad es una medida de la correlación entre las ideas en nuestra mente y la congruencia de la racionalidad, la cual deriva del comportamiento coherente de la materia y la energía en el mundo real. (Congruencia racional, o lógica interna).

2. La verdad es también una medida de la correlación entre las ideas en nuestra mente y la naturaleza y el comportamiento de la materia y la energía en el mundo real. (Evidencia empírica, o empirismo).

(…)

Cualquier teoría, para ser válida, requiere:

1. Coherencia interna (lógica)

2. Coherencia externa (contrastabilidad)

ETICA

Puesto que la ética es una materia acerca de la cual todos tenemos ya opiniones, es importante describir la relación entre la ética instintiva y la ética racional.

(…)
Si propongo una teoría científica que invalida completamente la habilidad de un jugador de baseball para atrapar una pelota al vuelo, tendré que enfrentar el imposible desafío de explicar cómo es que el jugador de baseball efectivamente puede atrapar la pelota. Si además mi espléndida teoría no es capaz de predecir ni remotamente la trayectoria de una pelota en vuelo, tengo una “gran verdad” que contradice a una “pequeña verdad,” por lo cual aquella no puede ser válida. Como la idea misma de consistencia lógica surge directamente de las “pequeñas verdades” de la experiencia perceptiva, cualquier teoría que directamente contradiga dicha experiencia no puede ser válida.

En otras palabras, la lógica se origina en los sentidos — por ende la lógica no puede contradecir la evidencia de los sentidos. La evidencia siempre supera a la explicación.

Del mismo modo, cualquier teoría ética válida debe poder explicar y justificar nuestra común repugnancia para con crímenes tales como el asesinato y la violación. No puede razonablemente contradecir las prohibiciones universales de la humanidad; más bien debe incorporarlas y explicarlas con precisión.

No obstante, al igual que la física einsteiniana nos ha proporcionado verdades asombrosas — de hecho, habría resultado escasamente valiosa si esas verdades no hubieran sido sorprendentes — las teorías éticas añaden valor en tanto revelan verdades asombrosas — incluso impactantes. De hecho, las teorías éticas que no proveen este tipo de verdades, meramente confirman las preferencias intuitivas ya existentes, y en consecuencia son de poco valor.

6 comentarios:

Klaus dijo...

Muy bueno!

Mariana y Marcelo dijo...

Gracias Klaus. La próxima entrega contiene algunos de los párrafos más debatidos en el foro de freedomainradio. Stay tuned!

Franco dijo...

Buenisimo el laburo que estan haciendo, gracias!

Mariana y Marcelo dijo...

Gracias Franco. Sentite libre de hacer comentarios de cualquier tipo, mientras se suceden las entregas.

Martín Benegas dijo...

Excelente chicos, en breve se viene un restiling de Don Tiburcio.

Mariana y Marcelo dijo...

Quedó muy bien la nueva plantilla. Hay un nuevo Don Tiburcio!