miércoles, 12 de octubre de 2011

jueves, 8 de septiembre de 2011

Bitcoin: el triunfo de la no-violencia


El espectáculo de algo que funciona puede ser hipnótico. Con frecuencia los resultados – inmediatos, concretos, maravillosos – opacan el contexto que los hace posibles. ¿Bajo qué condiciones funciona lo que funciona?: si somos incapaces de identificarlas, somos incapaces de aprender, lisa y llanamente. Ignorar las relaciones causales, los principios subyacentes, nos condena a las tinieblas, al temor a fuerzas enigmáticas, a la exigencia y a la súplica impotente… a bailar la danza de la lluvia en un mundo incomprensible.

En el fondo lo sabemos, todos lo sabemos: a escala social, un sistema funciona – disemina la prosperidad, aumenta la productividad – en la medida en que somos libres de hacerlo funcionar: libres de crear, de innovar, de ofrecer, de persuadir, de intercambiar… en fin, de interactuar para el mutuo beneficio. El requisito es la libertad. Es así de simple. La mente humana no puede ser forzada a trabajar como una bestia de carga.

Lo que funciona, entonces, funciona a pesar de la violencia. Los seres humanos pueden producir – a regañadientes – bajo amenaza, pero jamás motivados por la amenaza. Nuestros amos lo saben, por eso intervienen toda vez que algo parece funcionar. El propósito de la intervención estatal es, precisamente, que eso deje de funcionar, para demostrarnos que ningún proyecto es viable al margen del estado. Afirmar lo contrario equivale a cuestionar la razón de ser del estado; y actuar en consecuencia… está prohibido.

El largo brazo de la ley, con su puño de acero, provee la ilusión de control y eficacia en el corto plazo, pero siempre falla en el largo plazo. Tiempo atrás, advertir el fracaso de la violencia estatal solía requerir generaciones. Hoy, la aceleración que impone internet evidencia el fracaso de la violencia en plazos cada vez más cortos. Nunca antes la interacción entre seres humanos había sido tan veloz, tan espontánea e incontrolable, y por ende tan eficaz. Como siempre, menos violencia es igual a mejor funcionamiento.

Más violencia, en cambio… La violencia es tan eficaz para resolver un problema social como lo es la danza de la lluvia para resolver un problema de sequía. ¿Caerá en desuso, también? Al fin y al cabo, el estatismo es tan sólo el fruto más popular del pensamiento mágico-religioso. Creer que una economía entera puede funcionar a punta de pistola es, para el estatista, la prueba de fe por excelencia.

El estatista pide siempre más violencia; a él no se le ocurre otra solución para los problemas – económicos o de cualquier otra índole –; no se le ocurre que la violencia está en la raíz de esos mismos problemas. En efecto, lo único que debiera sorprendernos de los recurrentes colapsos financieros es que aún sorprendan a alguien. Porque nadie ignora que el aspecto más socializado de nuestra economía – el más sometido a coacción – es justamente el más importante: el sistema monetario.

Pero nos hemos acostumbrado a ser tratados como ganado. Tanto tiempo nos han restringido, y reprimido, y tan duro nos han castigado por hacer lo correcto… que el espectáculo de un libre mercado sin fricciones nos produce vértigo. Como aquellos soviéticos que tras la caída del muro se preguntaban: ¿y ahora quién repartirá el pan?, nosotros nos preguntamos: ¿es posible un libre mercado monetario? Bueno, su manifestación más conspicua ya está entre nosotros, y es refractaria a la violencia estatal.

En el mundo Bitcoin no hay – ni puede haber – élite gobernante, ni cadena de mandos, ni afiliación compulsiva, ni licencias obligatorias, ni aduanas, ni regulaciones arbitrarias… de modo que las soluciones a los diferentes problemas no demoran en gestarse y propagarse, y no encuentran barreras artificiales.

El muro ha caído. La libertad funciona.

lunes, 29 de agosto de 2011

Bitcoin como sistema de incentivos


Bitcoin, como señalan hasta sus enemigos, premia el ahorro.
El ahorro, como saben hasta los niños que juntan monedas en un chanchito, es condición indispensable para la acumulación de capital.
El capital, como admiten hasta los marxistas, es necesario para la inversión.
La inversión, como entienden hasta los keynesianos, impulsa la productividad.
Y el aumento de la productividad… es la explicación misma de la prosperidad.

No hay magia, sino conducta humana perfectamente racional, en cada uno de dichos eslabones. Si un sistema mantiene alineados los incentivos individuales, todos cumplirán de muy buen grado con las reglas establecidas, ya que el costo de violarlas excedería ampliamente a los beneficios potenciales.

En cambio, en un sistema que determina incentivos económicos contrapuestos (como el sistema monetario vigente: coactivo, centralizado, vertical, inflacionario), la conducta humana

perfectamente racional no derivará en prosperidad sino en pobreza para el conjunto: “¿para qué ahorrar si mis ahorros pierden valor?”; “¿para qué esforzarme si puedo vivir del esfuerzo ajeno?”; etc.

Imponerle a un tercero los costos de un conflicto, un negocio o un contrato, con el fin de satisfacer a las partes involucradas, es algo tan inmoral como socialmente destructivo. Sin embargo, eso es todo lo que podemos esperar del estado.

Pero el inicio del uso de la fuerza no es – ni ha sido jamás – necesario ni justificable.

Y ahora, para la economía que florece bajo las reglas de Bitcoin, tampoco es ni será posible.

Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

sábado, 20 de agosto de 2011

La naturaleza de Bitcoin


¿Cuál de estos eventos encenderá la mecha de Bitcoin?: ¿un cliente Bitcoin más amigable para el usuario?; ¿una nueva aplicación para el iPhone?; ¿una repentina inyección de capital?; ¿las palabras hostiles de un político?; ¿la referencia de un blogger prominente? …

No lo sabemos, pero la expansión viral de Bitcoin puede ocurrir en cualquier momento. Como ilustran los ejemplos de BitTorrent y Skype – entre muchos otros protocolos de redes peer to peer – las buenas ideas, en internet, se transmiten vertiginosamente.

Cabe entonces imaginar un futuro en el cual millones de personas utilizan Bitcoin regularmente. Aún bajo presión gubernamental, Bitcoin podría evolucionar como una suerte de sociedad paralela, cohesionada por un sinfín de acuerdos plenamente voluntarios. Los usuarios de Bitcoin podrían contactarse para negociar al margen de regulaciones absurdas; para armar y financiar emprendimientos difíciles de gravar; para solicitar y ofrecer alojamiento en todas partes del mundo; para ayudar a las víctimas de regímenes opresivos; etc. etc.

Bitcoin no es una compañía – como algunos distraídos han supuesto. Tampoco es “simplemente una herramienta”. Bitcoin es, en todo caso, un marco para el desarrollo de herramientas. Por su capacidad para absorber constantemente innovaciones sin abandonar su esencia, Bitcoin se parece más bien a internet – se confunde con internet… y vivirá tanto como internet.

Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

martes, 16 de agosto de 2011

Bitcoin: ¿el dinero del futuro?

Así se titula el artículo acerca de Bitcoin más completo, más preciso, mejor estructurado y mejor redactado que hemos leído hasta la fecha en español. Un gran trabajo realizado por Angel José Riesgo.

Bitcoin. ¿El dinero del futuro?

Ayer publiqué una nueva entrada en el blog en inglés bajo el título Bitcoin. The money of the future? En esta ocasión he decidido traducir el artículo completo al español ya que creo que su interés puede ser mayor que el de otros artículos sobre temas más técnicos y, además, hay todavía muy poca información en español sobre el fenómeno Bitcoin. Por ello, espero que este artículo pueda resultar útil a quienes quieran leer una introducción en nuestro idioma a los bitcoins, la cibermoneda criptográfica que está despertando pasiones y debates enconados en el mundo tecnológico. En este artículo, comentaré las aspectos más generales de Bitcoin y dejaré algunos aspectos técnicos para un artículo futuro. Para quienes no sepan qué son los bitcoins, (...) Para seguir leyendo hacer click aquí.

viernes, 29 de julio de 2011

Bitcoin y deflación


“Dinero de curso legal” no es más que un eufemismo para referirse al dinero que nos obligan a utilizar. El estado de permanente inflación al que nos tienen acostumbrados los gobiernos es un mal innecesario, y como tal no puede sostenerse sin apelar a la violencia – porque nadie aceptaría de buen grado un dinero que tiende a depreciarse, deteriorando el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro.

¿Y qué solución ofrece Bitcoin a este problema inmemorial? (Nótese que hablamos de “ofrecer” soluciones, que los usuarios pueden aceptar o rechazar; no de “imponer” soluciones). Algo muy simple: un límite infranqueable a la emisión monetaria. Guste o nó a los gobiernos, nunca serán “emitidos” más de 21 millones de bitcoins.

Así como al pez le cuesta imaginar un mundo fuera del agua, a nosotros nos cuesta imaginar un mundo libre de inflación: un mundo en el cual no tengamos que gastar o invertir nuestro dinero sólo para evitar su depreciación, sino que, por el contrario, nos veamos incentivados a gastarlo en los productos y servicios que realmente necesitemos.

Debido a una mezcla de inercia y adoctrinamiento precoz, nos cuesta imaginar un sistema económico basado en una “moneda deflacionaria”, que nos premie por ahorrar y por gastar de manera racional, promoviendo así la capacidad de invertir en proyectos de más largo plazo – proyectos que beneficiarán incluso a quienes no tienen propensión al ahorro. Por idénticas razones, nos cuesta imaginar un sistema económico basado en una moneda que ningún gobierno pueda llegar a controlar para sobreendeudarse, gracias a lo cual el ciclo económico pase a ser un vestigio del pasado, y la guerra un proyecto inviable.

¿Y la espiral deflacionaria?… es un mito – como el unicornio, o más precisamente: como el cuco. Lo que algunos economistas llaman “espiral deflacionaria” (la caída inesperada y sistémica de precios) en realidad tiene lugar durante la necesaria etapa de reubicación de los recursos que suele atravesar una economía (si el Estado no interfiere) tras un colapso financiero. ¿Y el colapso financiero?… es el fruto amargo de la mala inversión generalizada, inducida por años de inflación crediticia. En otras palabras, la espiral deflacionaria no es una espiral, sino un fenómeno autolimitado que repara los efectos de la intervención estatal. (Ver “Teoría austríaca del ciclo económico”)

Está bien, pero… ¿quién gastaría un dinero cuyo valor se incrementa con el paso del tiempo, en lugar de atesorarlo indefinidamente? Respuesta: quien en un determinado momento valore lo que puede adquirirse con ese dinero… más que al dinero mismo. Un buen ejemplo de esto es el de la tecnología informática: la gente sigue comprando computadoras, aún sabiendo que, en un futuro cercano, las computadoras tendrán más memoria, y baterías más duraderas, y serán más rápidas, portátiles, amigables… y baratas – es decir que por el mismo dinero se podrán comprar algo muy superior.


Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

domingo, 24 de julio de 2011

Por qué Bitcoin es indestructible


Para frenar a Bitcoin hay que eliminar internet. Punto. Es la única manera de lograr que todas y cada una de las computadoras que ejecutan el software de Bitcoin queden (al menos transitoriamente) incomunicadas.

¿Y una catástrofe a gran escala no acabaría con Bitcoin? No necesariamente: basta que una sola de dichas computadoras no sea destruida en el proceso para que – una vez restablecidas las conexiones – los legítimos dueños de las criptomonedas digitales puedan volver a operar con normalidad.

Cabe recordar que las claves privadas (aquellas que garantizan la posesión de un determinado número de bitcoins) se encuentran en poder de los usuarios, quienes pueden conservarlas en sus discos rígidos, pero también en sus llaves de memoria, o bien escritas en papel, o grabadas en tarjetas metálicas – entre muchos otros posibles soportes que, además, pueden usarse simultáneamente.

El eslabón más débil de Bitcoin no es el protocolo creado por Satoshi Nakamoto (el cual, justamente, asegura el funcionamiento descentralizado del sistema), sino los grandes sitios de intercambio en internet. Pero si bien los ataques reiterados a este tipo de sitios podrían llegar a minar la confianza en el sistema, también podrían incentivar el uso de otras vías de intercambio, favoreciendo así la descentralización.

Y una vez que los puntos de intercambio están lo suficientemente descentralizados… ¿cómo frenar la compra y venta de bitcoins?

Supongamos que, apelando a la intimidación y a la fuerza bruta, se intenta abolir el uso de Bitcoin. Supongamos que se logran eliminar miles de bitcoins confiscados en “transacciones ilegales”. Dado que el número de bitcoins no puede aumentarse a voluntad, eso incrementaría el valor de la totalidad de los bitcoins en existencia, enriqueciendo a sus dueños y tentando a los que todavía no lo son.

Enfrentémoslo: el estado seguirá aferrándose a lo que todavía puede controlar – aunque eso que puede controlar sea cada vez menos relevante.

¿O es que el estado realmente no controla nada, y sólo ahora estamos empezando a entenderlo?

miércoles, 20 de julio de 2011

Mito: Bitcoin es un sistema inseguro

Según los expertos, gracias a la arquitectura criptográfica de Bitcoin, una transferencia entre direcciones bitcoin es al menos tres veces más segura que una transferencia entre cuentas bancarias.

Quien crea que los algoritmos criptográficos empleados por Bitcoin – SHA256 y ECDSA – no son lo suficientemente confiables, tampoco debería confiar en las tarjetas de crédito, ni en cualquier tipo de transferencia bancaria electrónica.¿Y no podrían las computadoras del futuro burlar la seguridad que ofrece hoy Bitcoin?

Quizás. Pero recuerden: de ser necesario, el software puede actualizarse (de hecho, se actualiza periódicamente). El mismo problema enfrentarían instituciones financieras tales como los bancos, que también dependen de la criptografía para efectuar transacciones.

Eventualmente, las nuevas tecnologías podrían incluso desafiar el rol monetario de la plata y el oro, al acabar de alguna manera con su relativa escasez (minería en asteroides; extracción a partir de arenas, o de agua marina) – con un agravante: las cualidades físicas de los metales preciosos no pueden ser actualizadas.

En cambio, ninguna tecnología podrá jamás alterar los axiomas de la matemática, lo cual garantiza que el número total de bitcoins nunca será incrementado en forma arbitraria.

Ahora bien… ¿pueden perderse los bitcoins? Claro que sí, del mismo modo que pueden perderse billetes, lingotes u otras pertenencias. Pero también pueden mantenerse adecuadamente resguardados (click aquí para leer acerca del manejo seguro de la billetera Bitcoin).

jueves, 14 de julio de 2011

¿Por qué Bitcoin es superior a otras monedas?



La respuesta rápida: porque nadie – ningún comité de “expertos” – controla su destino, y porque las reglas que fija el protocolo ideado por Satoshi Nakamoto no se imponen; cada usuario elige aceptarlas. Ahora bien, ¿qué significa esto, en la práctica, para el usuario? Repasemos…

  • Mayor privacidad, al disminuir – cuando no eliminar – la interferencia de terceros en las transacciones.
  • Aumento decreciente y predecible de la masa monetaria, lo cual puede ayudar a preservar, y probablemente a mejorar, el poder adquisitivo de los usuarios.
  • Menores – e incluso nulos – costos de transacción en la web, cuyos niveles actuales – por ejemplo a través de PayPal – entorpecen el libre intercambio.
  • Simplifica y acelera el pago de persona a persona, prescindiendo de intermediarios no deseados.
  • Hace viables los micropagos a gran escala.
  • Impide la congelación de fondos.
  • Impide la reversión involuntaria de pagos.
  • Impide la restricción arbitraria de bienes y servicios que pueden adquirirse.
  • Permite la acumulación de fortunas enormes en un espacio ínfimo.
  • Permite hacer transferencias a cualquier parte, ignorando barreras geográficas y políticas.
  • Puede ocultarse fácil y gratuitamente – sin tener que apelar a terceros para su resguardo.
  • Facilita la protección contra el robo en todas sus formas – impuestos inclusive.
  • Es menos vulnerable a cualquier tipo de ataque, dada su naturaleza descentralizada.
  • Es, a los fines prácticos, infinitamente divisible.

Por unas pocas razones que hoy ya todos admiten, el e-mail ha reemplazado al correo común en sus funciones principales… ¿cuántas razones a favor de Bitcoin tienen que acumularse para que el dinero de curso forzoso pase a la historia?

Si quieren dar un vistazo al futuro de la moneda, pasen por http://elbitcoin.org/


viernes, 8 de julio de 2011

¿El principio del fin del "dinero fiduciario"? (II)

¿Se acuerdan de esta entrada, publicada el 19 de Junio de 2010 en Don Tiburcio? Bueno, en aquél entonces tuvimos el agrado de presentarles la primera moneda virtual basada en redes peer to peer. Cada bitcoin cotizaba aproximadamente a 0,005 dólares. ¿Y ahora, un año después?... ¿están sentados?... 15 dólares! (se estabilizó en US$15 luego de haber tocado los US$32 el 8 de Junio). Si quieren saber más al respecto pasen por El bitcoin.org



domingo, 29 de mayo de 2011

Bailar es un crimen

Parece que en Estados Unidos, uno de los países más libres del mundo (lo mal que está el mundo, no?) bailar es un crimen. Pero no son "tan autoritarios", tienen su "lado bueno" los jueces. Se puede bailar, pero no cerca de monumentos. Ni siquiera cuando uno de ellos es la estatua de uno de los principales voceros de la libertad en el pais del norte, como Thomas Jefferson.
Aquí podrán ver a los gorilas azules en acción, golpeando y arrestando a personas por cometer el "peligroso crimen" de bailar y besarse en público, al lado del monumento a Jefferson en Washington.
Creo que los adjetivos absurdo y criminal son demasiado suaves. No encuentro uno que me ayude a calificar lo que hacen estos orangutanes.
(Visto en el grupo de Facebook del Partido Liberal Libertario).

sábado, 12 de marzo de 2011

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [ULTIMA ENTREGA]

AVISO A LOS LECTORES:

La traducción completa al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux (en versión condensada) está disponible en www.FDRspanish.com

sábado, 19 de febrero de 2011

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [decimoquinta entrega]


Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Continúa el primer test moral: violación.

.

Mariana y Marcelo




CAPACIDAD

(…)

Podemos decir que cuando la capacidad de elección está ausente, o es inaplicable, la moral también está ausente, o es inaplicable. Así, aunque las acciones de un hombre en estado de coma no pueden ser consideradas malas, tampoco pueden ser consideradas buenas. Él existe en un estado que le impide tomar decisiones deliberadas, como un infante o un animal — por eso puede ser con razón exceptuado de las normas morales, ya que su condición, físicamente objetivable, lo diferencia de un hombre que puede elegir, cuyos actos pueden ser evaluados en el marco de CUP.

Con eso en mente, sigamos examinando la violación.

ESTETICAMENTE POSITIVO

Las acciones estéticamente positivas (AEPs) son universalmente preferibles, pero no son exigibles por medio de la violencia, dado que las acciones estéticamente negativas no inician el uso de la fuerza. Si no llego puntualmente a una cita con usted, no estoy por eso iniciando el uso de la fuerza en su contra, y no le estoy quitando su capacidad de elegir, o de evitar la situación.

Si decimos que las AEPs pueden ser impuestas a través de la violencia, estamos diciendo que el inicio de la fuerza es un bien moral.

Si proponemos como regla que el inicio de la fuerza es moralmente aceptable, enfrentamos todas las mismas imposibilidades lógicas que derivan de proponer que “la violación es moralmente aceptable”.

Una AEP es una regla no coercitiva que puede ser racionalmente aplicada a ambas partes al mismo tiempo.

Por ejemplo, si mi AEP es: “ser puntual”, esta puede ser una pauta universal y a la vez puede ser totalmente rehusada. Yo no puedo infligirle esta AEP a usted por la fuerza, porque usted no tiene que ser mi amigo, usted no tiene que llegar puntualmente, usted no tiene que respetar o seguir mis preferencias. (Un asalto físico elimina o procura eliminar mi capacidad de elección; en cambio usted no elimina mi capacidad de elección por no adherir a mi AEP).

Si “llegar puntualmente” es una AEP, entonces es posible que dos personas lo consigan al mismo tiempo — llegando ambos puntualmente.

En cambio, como ya hemos visto, es imposible que dos personas se violen mutuamente. Uno siempre debe ser el violador, y el otro siempre la víctima.

(…)

Puesto que las AEPs no son exigibles a través de la violencia — no se puede legítimamente matar a un hombre por haber llegado tarde — la violación no puede ser una AEP, ya que por definición se impone mediante la violencia.

Así, la violación no puede caer en la categoría de AEPs.

(...)

ESTETICAMENTE NEGATIVO

Tal vez la violación sea una acción estéticamente negativa, como “llegar tarde”. Sin embargo, las acciones estéticamente negativas (AENs) lógicamente no pueden ser impuestas por la fuerza, dado que por definición éstas pueden ser evitadas. Como nada me impide interrumpir mi relación con un hombre que siempre llega tarde a las citas, nada justificaría matarlo por haber llegado tarde.

Pero la violación, por definición, no puede ser evitada, ya que es un ataque sexual impuesto mediante la violencia. Por otra parte, si decido interrumpir mi amistad con el hombre impuntual, este no puede en justicia obligarme a ser su amigo por medio del uso de la fuerza, ya que se basaría en el principio de que las meras preferencias personales pueden imponerse a los demás, habilitándome así a imponerle mi deseo de renunciar a su amistad.

domingo, 6 de febrero de 2011

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [decimocuarta entrega]




Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


Acostumbrados como estamos a ver a la ética como un refugio de sacerdotes, académicos y políticos, nos cuesta creer que pueda ser algo más que una coartada para toda clase de hipócritas. Pero la ética es mucho más que una coartada perfecta; es el arma más poderosa jamás construida: un arma que sus propias víctimas utilizan voluntariamente para castigarse a sí mismas. Por eso, no hay dominio más absoluto que el dominio del discurso moral... y no hay amenaza más temible para los manipuladores de seres humanos que el abordaje racional de la ética.

.

Mariana y Marcelo

.

*** SEGUNDA PARTE: APLICACION ***

CATEGORIAS ETICAS

(…)

Idealmente, deberíamos ser capaces de manejar sólo dos categorías — universalmente preferible y estéticamente positivo —, definiendo a nuestras proposiciones éticas de tal modo que lo universalmente inadmisible sea una simple imagen especular de lo que es universalmente preferible, y descartando tanto a las meras preferencias personales como a las acciones neutrales debido a su irrelevancia para la discusión ética.

(…)

Desde el punto de vista moral, si lo prohibido no es más que lo opuesto a lo universalmente preferible, no necesitamos categorías adicionales.

(…)

LA VIRTUD Y SU OPUESTO

(…)

Cada acción moralmente preferible supone por su naturaleza una acción opuesta — porque de lo contrario quedaría excluida la capacidad de elegir, así como la posibilidad de evitar, y en consecuencia el potencial para la virtud o el vicio. Si propusiera la siguiente norma moral: “has de desafiar a la gravedad”, actuar moralmente se tornaría imposible, puesto que la inmoralidad no podría ser evitada; por lo tanto esa norma moral debe ser inválida.

(…)

LO QUE FALTA

(…)

La razón por la cual virtudes tradicionales tales como el coraje, la honestidad y la integridad no pueden situarse en la categoría de lo universalmente preferible es que el marco de la CUP se refiere sólo a comportamientos, no a pensamientos, actitudes, emociones o estados de ánimo. El método científico puede procesar una proposición lógica; no puede procesar “ira” o “temeridad”. Los estados de ánimo no son irrelevantes, por supuesto — de hecho, son fundamentales — pero no pueden formar parte de un sistema objetivo para la evaluación de proposiciones éticas, ya que son esencialmente subjetivos — y por lo tanto indemostrables.

Así, CUP sólo puede tratar con acciones objetivamente verificables, como por ejemplo el robo y el asesinato.

PRIMER TEST: VIOLACION

(…)

EL BIEN

Imaginemos que estamos revisando una teoría ética que proclama que la violación es un bien moral.

(…)

Si es moralmente loable ser un violador, y uno sólo puede ser un violador agrediendo sexualmente a una víctima, entonces debe ser legítimo para la víctima resistir el ataque sexual — ya que si no se resiste, no se trata en realidad de una violación y, por lo tanto, de un acto virtuoso de acuerdo a la teoría en estudio. En otras palabras, la virtud sólo es posible atacando a la virtud. De este modo, caemos en una paradoja ineludible: la virtud no sólo está vedada para la víctima (si violar está bien, no violar está necesariamente mal), sino que además la víctima debe resistirse, atacando a la “virtud”, para que la “virtud” exista.

(...)

jueves, 3 de febrero de 2011

El estado en acción.

Para eso te saquean lo que producís, para armar a estos hijos de puta que se creen que por que tiene un uniforme, un arma, y una plaquita de mierda, son la "autoridad"




domingo, 23 de enero de 2011

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [decimotercera entrega]


Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


¿Y qué importancia puede tener una teoría ética racional? Para responder a esta pregunta, nada mejor que repasar las consecuencias de las falsas teorías éticas...

.

Mariana y Marcelo

.


LA BESTIA

El examen objetivo de la historia humana parece apuntar indefectiblemente a una cruda realidad: no hay nada más peligroso en el mundo que los sistemas morales falsos. Si nos fijamos en el comunismo, responsable del asesinato de 170 millones de personas, es fácil reconocer cuál es el verdadero peligro para sus víctimas: no precisamente los delincuentes comunes, sino las falsas teorías éticas. Del mismo modo, la Inquisición española no se apoyó en ladrones y carteristas, sino en sacerdotes y torturadores deseosos de salvar almas ajenas.

(…)

A lo largo de la historia humana, una y otra vez comprobamos que los instrumentos más peligrosos en manos de los hombres no son las armas de fuego, ni las bombas, ni los cuchillos, ni los venenos… sino las teorías éticas.

(…)

Cuando nuestros dirigentes nos piden obediencia, nunca es a sí mismos como individuos — aseguran ellos — sino a “el bien” en abstracto. (…) Para los comunistas, el mecanismo abstracto que justifica el poder de los líderes es la clase; para los fascistas es la nación; para los nazis es la raza; para los demócratas es “la voluntad del pueblo”; para los sacerdotes es “la voluntad de Dios”, etc. etc.

Una simple razón explica porqué las clases dominantes invariablemente utilizan teorías éticas para justificar su poder: los seres humanos tienen un ferviente deseo de actuar conforme a lo que creen que es “el bien”. Si el servicio a la Patria puede ser definido como “lo bueno”, tal servicio será inevitablemente prestado. Si la obediencia a las autoridades militares puede ser definida como “virtud” y “valor”, esa forma particularmente violenta de esclavitud será glorificada y practicada.

PROPAGANDA

Cuanto más falsa es la teoría ética, más precozmente debe ser infligida a los niños. No vemos a las personas de mentalidad científica enviando a sus hijos a “escuela de lógica” desde la tierna edad de tres o cuatro años. No vemos a los hijos de los defensores del libre mercado siendo enviados a un “Campamento de Capitalismo” a los cinco años de edad, ni a los hijos de los filósofos a un “Parque Temático de Empirismo Racional” — para ser adoctrinados en el valor de confiar en sus propios sentidos y usar sus propias mentes.

No, sólo las teorías éticas corruptas, contradictorias y nocivas tienen que ser impuestas a los niños, seres naturalmente dependientes y mentalmente indefensos. Los jesuitas acuñaron el siguiente proverbio: “Dadme un niño de hasta nueve años y será mío para toda la vida”, pero eso se debe a que los jesuitas enseñaban supersticiones, vale decir mentiras destructivas.

(…)

Cualquier especialista en ética centrado en la simple delincuencia, y no en los crímenes institucionales respaldados por las teorías éticas, está escandalosamente desorientado, y guiando a la humanidad hacia el matadero.

(…)

Los delincuentes comunes existen, por supuesto, pero casi no tienen impacto en nuestras vidas en comparación con quienes nos gobiernan sobre la base de falsas teorías éticas.

(…)

Si, en efecto, de las teorías éticas falsas derivan los mayores peligros para la humanidad, entonces nuestra más alta prioridad tiene que ser el descubrimiento, la comunicación y el refinamiento de una teoría ética válida — racional y empíricamente.

(…)

domingo, 9 de enero de 2011

Conducta Universalmente Preferible (CUP) [decimosegunda entrega]


Traducción al castellano de "Universally Preferable Behaviour (UPB): A Rational Proof of Secular Ethics", de Stefan Molyneux. (Versión condensada)


No hay que ser Einstein para captar el significado del Principio de No Agresión (PNA): es algo que un niño de tres años ya puede comprender y aceptar como válido. De hecho, aprendemos el PNA en el jardín de infantes ("no está bien robar", "no está bien pegar", etc.) Ahora bien, ¿qué pasa cuando un adulto se toma en serio el PNA?: es considerado un hereje o un loco. ¿Y a quién se le ocurre tomarse en serio el PNA?: a Stefan Molyneux. ¿Y cuál es el fruto de semejante osadía?: Conducta Universalmente Preferible.
.
Mariana y Marcelo
.
.
EL PRINCIPIO DE NO-AGRESION (PNA)

(…)

El PNA es básicamente la proposición de que “el inicio del uso de la fuerza es moralmente ilegítimo.” O bien, para decirlo en términos más afines a esta conversación: “El no-inicio de la fuerza es universalmente preferible.”

(…)

Como vimos antes, CUP es un esquema de “todo o nada.” Si una acción es universalmente preferible, lo será con independencia de consideraciones individuales, geográficas, temporales, etc. Si está mal asesinar en Argelia, pues también está mal asesinar en Bélgica, en Estados Unidos, en el Polo Norte y en la luna. Si está mal asesinar hoy, no puede estar bien asesinar mañana. Si está mal que Pedro asesine, también tiene que estar mal que Juan asesine.

(…)

Una teoría racional válida no puede proponer que resultados opuestos entre sí pueden derivar de las mismas circunstancias. Una teoría científica no puede sostener que una roca debería caer para abajo y otra roca debería caer para arriba. Einstein no argumentó que E=MC² los jueves, pero E=MC³ los viernes, o en Marte, o durante los días de luna llena. La ley de la conservación — que la materia no puede ser creada ni destruida — no es válida sólo cuando usted realmente lo desea, o si usted le paga a una persona influyente para validarla, o cuando un gato negro se cruza en su camino. Las leyes de la física no están sujetas a momento, ubicación geográfica, opinión pública o decreto presidencial.

(…)

ZONAS GRISES

La existencia de ciertas “zonas grises” en el campo de la ética frecuentemente ha sido utilizada para justificar el más completo relativismo. Dado que no es posible definir normas objetivas y precisas para cada una de las situaciones concebibles, a menudo se saca la conclusión de que nada puede nunca realmente saberse, y que no existen criterios objetivos aplicables a ninguna situación.

Esto es falso.

Toda la gente mínimamente razonable admite que la biología es una ciencia válida, a pesar de que algunos animales nacen con raras mutaciones. Que un perro pueda nacer con cinco patas no significa que la categoría “cánido” pasa a ser completamente subjetiva. Que ciertas especies de insectos sean difíciles de clasificar no significa que no hay diferencia entre un escarabajo y una ballena.

Por algún perverso motivo, la destrucción gratuita de las pautas éticas, normativas y racionales hace las delicias de muchos intelectuales. Acaso porque los intelectuales tan a menudo han sido pagados por individuos de clases corruptas tales como políticos, sacerdotes y reyes — o quizás porque un hombre suele convertirse en intelectual a efectos de justificar su propia conducta inmoral. Cualquiera sea la razón, la mayoría de los pensadores modernos caen en la categoría de “anti-pensadores,” lo cual resulta muy extraño. Es algo equivalente a la existencia de un enorme grupo de “biólogos” entregados de por vida a la tarea de argumentar que la ciencia de la biología no es posible. Si la ciencia de la biología es imposible, convertirse en biólogo tiene tanto sentido como aspirar a convertirse en clérigo siendo ateo.

(…)

La proposición “todo el conocimiento es una zona gris” se auto-refuta, como ya hemos visto, al igual que la proposición “todas las afirmaciones son mentiras.”

(…)

Existen zonas grises, y sabemos que son grises en relación a las zonas que no son grises. El tiempo que los seres humanos pueden aguantar la respiración bajo el agua es una zona gris (“menos versus más”); la cuestión de si los seres humanos pueden o no respirar agua tiene, sin duda, una respuesta en blanco y negro.