domingo, 29 de mayo de 2011

Bailar es un crimen

Parece que en Estados Unidos, uno de los países más libres del mundo (lo mal que está el mundo, no?) bailar es un crimen. Pero no son "tan autoritarios", tienen su "lado bueno" los jueces. Se puede bailar, pero no cerca de monumentos. Ni siquiera cuando uno de ellos es la estatua de uno de los principales voceros de la libertad en el pais del norte, como Thomas Jefferson.
Aquí podrán ver a los gorilas azules en acción, golpeando y arrestando a personas por cometer el "peligroso crimen" de bailar y besarse en público, al lado del monumento a Jefferson en Washington.
Creo que los adjetivos absurdo y criminal son demasiado suaves. No encuentro uno que me ayude a calificar lo que hacen estos orangutanes.
(Visto en el grupo de Facebook del Partido Liberal Libertario).