viernes, 29 de julio de 2011

Bitcoin y deflación


“Dinero de curso legal” no es más que un eufemismo para referirse al dinero que nos obligan a utilizar. El estado de permanente inflación al que nos tienen acostumbrados los gobiernos es un mal innecesario, y como tal no puede sostenerse sin apelar a la violencia – porque nadie aceptaría de buen grado un dinero que tiende a depreciarse, deteriorando el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro.

¿Y qué solución ofrece Bitcoin a este problema inmemorial? (Nótese que hablamos de “ofrecer” soluciones, que los usuarios pueden aceptar o rechazar; no de “imponer” soluciones). Algo muy simple: un límite infranqueable a la emisión monetaria. Guste o nó a los gobiernos, nunca serán “emitidos” más de 21 millones de bitcoins.

Así como al pez le cuesta imaginar un mundo fuera del agua, a nosotros nos cuesta imaginar un mundo libre de inflación: un mundo en el cual no tengamos que gastar o invertir nuestro dinero sólo para evitar su depreciación, sino que, por el contrario, nos veamos incentivados a gastarlo en los productos y servicios que realmente necesitemos.

Debido a una mezcla de inercia y adoctrinamiento precoz, nos cuesta imaginar un sistema económico basado en una “moneda deflacionaria”, que nos premie por ahorrar y por gastar de manera racional, promoviendo así la capacidad de invertir en proyectos de más largo plazo – proyectos que beneficiarán incluso a quienes no tienen propensión al ahorro. Por idénticas razones, nos cuesta imaginar un sistema económico basado en una moneda que ningún gobierno pueda llegar a controlar para sobreendeudarse, gracias a lo cual el ciclo económico pase a ser un vestigio del pasado, y la guerra un proyecto inviable.

¿Y la espiral deflacionaria?… es un mito – como el unicornio, o más precisamente: como el cuco. Lo que algunos economistas llaman “espiral deflacionaria” (la caída inesperada y sistémica de precios) en realidad tiene lugar durante la necesaria etapa de reubicación de los recursos que suele atravesar una economía (si el Estado no interfiere) tras un colapso financiero. ¿Y el colapso financiero?… es el fruto amargo de la mala inversión generalizada, inducida por años de inflación crediticia. En otras palabras, la espiral deflacionaria no es una espiral, sino un fenómeno autolimitado que repara los efectos de la intervención estatal. (Ver “Teoría austríaca del ciclo económico”)

Está bien, pero… ¿quién gastaría un dinero cuyo valor se incrementa con el paso del tiempo, en lugar de atesorarlo indefinidamente? Respuesta: quien en un determinado momento valore lo que puede adquirirse con ese dinero… más que al dinero mismo. Un buen ejemplo de esto es el de la tecnología informática: la gente sigue comprando computadoras, aún sabiendo que, en un futuro cercano, las computadoras tendrán más memoria, y baterías más duraderas, y serán más rápidas, portátiles, amigables… y baratas – es decir que por el mismo dinero se podrán comprar algo muy superior.


Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

domingo, 24 de julio de 2011

Por qué Bitcoin es indestructible


Para frenar a Bitcoin hay que eliminar internet. Punto. Es la única manera de lograr que todas y cada una de las computadoras que ejecutan el software de Bitcoin queden (al menos transitoriamente) incomunicadas.

¿Y una catástrofe a gran escala no acabaría con Bitcoin? No necesariamente: basta que una sola de dichas computadoras no sea destruida en el proceso para que – una vez restablecidas las conexiones – los legítimos dueños de las criptomonedas digitales puedan volver a operar con normalidad.

Cabe recordar que las claves privadas (aquellas que garantizan la posesión de un determinado número de bitcoins) se encuentran en poder de los usuarios, quienes pueden conservarlas en sus discos rígidos, pero también en sus llaves de memoria, o bien escritas en papel, o grabadas en tarjetas metálicas – entre muchos otros posibles soportes que, además, pueden usarse simultáneamente.

El eslabón más débil de Bitcoin no es el protocolo creado por Satoshi Nakamoto (el cual, justamente, asegura el funcionamiento descentralizado del sistema), sino los grandes sitios de intercambio en internet. Pero si bien los ataques reiterados a este tipo de sitios podrían llegar a minar la confianza en el sistema, también podrían incentivar el uso de otras vías de intercambio, favoreciendo así la descentralización.

Y una vez que los puntos de intercambio están lo suficientemente descentralizados… ¿cómo frenar la compra y venta de bitcoins?

Supongamos que, apelando a la intimidación y a la fuerza bruta, se intenta abolir el uso de Bitcoin. Supongamos que se logran eliminar miles de bitcoins confiscados en “transacciones ilegales”. Dado que el número de bitcoins no puede aumentarse a voluntad, eso incrementaría el valor de la totalidad de los bitcoins en existencia, enriqueciendo a sus dueños y tentando a los que todavía no lo son.

Enfrentémoslo: el estado seguirá aferrándose a lo que todavía puede controlar – aunque eso que puede controlar sea cada vez menos relevante.

¿O es que el estado realmente no controla nada, y sólo ahora estamos empezando a entenderlo?

miércoles, 20 de julio de 2011

Mito: Bitcoin es un sistema inseguro

Según los expertos, gracias a la arquitectura criptográfica de Bitcoin, una transferencia entre direcciones bitcoin es al menos tres veces más segura que una transferencia entre cuentas bancarias.

Quien crea que los algoritmos criptográficos empleados por Bitcoin – SHA256 y ECDSA – no son lo suficientemente confiables, tampoco debería confiar en las tarjetas de crédito, ni en cualquier tipo de transferencia bancaria electrónica.¿Y no podrían las computadoras del futuro burlar la seguridad que ofrece hoy Bitcoin?

Quizás. Pero recuerden: de ser necesario, el software puede actualizarse (de hecho, se actualiza periódicamente). El mismo problema enfrentarían instituciones financieras tales como los bancos, que también dependen de la criptografía para efectuar transacciones.

Eventualmente, las nuevas tecnologías podrían incluso desafiar el rol monetario de la plata y el oro, al acabar de alguna manera con su relativa escasez (minería en asteroides; extracción a partir de arenas, o de agua marina) – con un agravante: las cualidades físicas de los metales preciosos no pueden ser actualizadas.

En cambio, ninguna tecnología podrá jamás alterar los axiomas de la matemática, lo cual garantiza que el número total de bitcoins nunca será incrementado en forma arbitraria.

Ahora bien… ¿pueden perderse los bitcoins? Claro que sí, del mismo modo que pueden perderse billetes, lingotes u otras pertenencias. Pero también pueden mantenerse adecuadamente resguardados (click aquí para leer acerca del manejo seguro de la billetera Bitcoin).

jueves, 14 de julio de 2011

¿Por qué Bitcoin es superior a otras monedas?



La respuesta rápida: porque nadie – ningún comité de “expertos” – controla su destino, y porque las reglas que fija el protocolo ideado por Satoshi Nakamoto no se imponen; cada usuario elige aceptarlas. Ahora bien, ¿qué significa esto, en la práctica, para el usuario? Repasemos…

  • Mayor privacidad, al disminuir – cuando no eliminar – la interferencia de terceros en las transacciones.
  • Aumento decreciente y predecible de la masa monetaria, lo cual puede ayudar a preservar, y probablemente a mejorar, el poder adquisitivo de los usuarios.
  • Menores – e incluso nulos – costos de transacción en la web, cuyos niveles actuales – por ejemplo a través de PayPal – entorpecen el libre intercambio.
  • Simplifica y acelera el pago de persona a persona, prescindiendo de intermediarios no deseados.
  • Hace viables los micropagos a gran escala.
  • Impide la congelación de fondos.
  • Impide la reversión involuntaria de pagos.
  • Impide la restricción arbitraria de bienes y servicios que pueden adquirirse.
  • Permite la acumulación de fortunas enormes en un espacio ínfimo.
  • Permite hacer transferencias a cualquier parte, ignorando barreras geográficas y políticas.
  • Puede ocultarse fácil y gratuitamente – sin tener que apelar a terceros para su resguardo.
  • Facilita la protección contra el robo en todas sus formas – impuestos inclusive.
  • Es menos vulnerable a cualquier tipo de ataque, dada su naturaleza descentralizada.
  • Es, a los fines prácticos, infinitamente divisible.

Por unas pocas razones que hoy ya todos admiten, el e-mail ha reemplazado al correo común en sus funciones principales… ¿cuántas razones a favor de Bitcoin tienen que acumularse para que el dinero de curso forzoso pase a la historia?

Si quieren dar un vistazo al futuro de la moneda, pasen por http://elbitcoin.org/


viernes, 8 de julio de 2011

¿El principio del fin del "dinero fiduciario"? (II)

¿Se acuerdan de esta entrada, publicada el 19 de Junio de 2010 en Don Tiburcio? Bueno, en aquél entonces tuvimos el agrado de presentarles la primera moneda virtual basada en redes peer to peer. Cada bitcoin cotizaba aproximadamente a 0,005 dólares. ¿Y ahora, un año después?... ¿están sentados?... 15 dólares! (se estabilizó en US$15 luego de haber tocado los US$32 el 8 de Junio). Si quieren saber más al respecto pasen por El bitcoin.org