lunes, 29 de agosto de 2011

Bitcoin como sistema de incentivos


Bitcoin, como señalan hasta sus enemigos, premia el ahorro.
El ahorro, como saben hasta los niños que juntan monedas en un chanchito, es condición indispensable para la acumulación de capital.
El capital, como admiten hasta los marxistas, es necesario para la inversión.
La inversión, como entienden hasta los keynesianos, impulsa la productividad.
Y el aumento de la productividad… es la explicación misma de la prosperidad.

No hay magia, sino conducta humana perfectamente racional, en cada uno de dichos eslabones. Si un sistema mantiene alineados los incentivos individuales, todos cumplirán de muy buen grado con las reglas establecidas, ya que el costo de violarlas excedería ampliamente a los beneficios potenciales.

En cambio, en un sistema que determina incentivos económicos contrapuestos (como el sistema monetario vigente: coactivo, centralizado, vertical, inflacionario), la conducta humana

perfectamente racional no derivará en prosperidad sino en pobreza para el conjunto: “¿para qué ahorrar si mis ahorros pierden valor?”; “¿para qué esforzarme si puedo vivir del esfuerzo ajeno?”; etc.

Imponerle a un tercero los costos de un conflicto, un negocio o un contrato, con el fin de satisfacer a las partes involucradas, es algo tan inmoral como socialmente destructivo. Sin embargo, eso es todo lo que podemos esperar del estado.

Pero el inicio del uso de la fuerza no es – ni ha sido jamás – necesario ni justificable.

Y ahora, para la economía que florece bajo las reglas de Bitcoin, tampoco es ni será posible.

Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

sábado, 20 de agosto de 2011

La naturaleza de Bitcoin


¿Cuál de estos eventos encenderá la mecha de Bitcoin?: ¿un cliente Bitcoin más amigable para el usuario?; ¿una nueva aplicación para el iPhone?; ¿una repentina inyección de capital?; ¿las palabras hostiles de un político?; ¿la referencia de un blogger prominente? …

No lo sabemos, pero la expansión viral de Bitcoin puede ocurrir en cualquier momento. Como ilustran los ejemplos de BitTorrent y Skype – entre muchos otros protocolos de redes peer to peer – las buenas ideas, en internet, se transmiten vertiginosamente.

Cabe entonces imaginar un futuro en el cual millones de personas utilizan Bitcoin regularmente. Aún bajo presión gubernamental, Bitcoin podría evolucionar como una suerte de sociedad paralela, cohesionada por un sinfín de acuerdos plenamente voluntarios. Los usuarios de Bitcoin podrían contactarse para negociar al margen de regulaciones absurdas; para armar y financiar emprendimientos difíciles de gravar; para solicitar y ofrecer alojamiento en todas partes del mundo; para ayudar a las víctimas de regímenes opresivos; etc. etc.

Bitcoin no es una compañía – como algunos distraídos han supuesto. Tampoco es “simplemente una herramienta”. Bitcoin es, en todo caso, un marco para el desarrollo de herramientas. Por su capacidad para absorber constantemente innovaciones sin abandonar su esencia, Bitcoin se parece más bien a internet – se confunde con internet… y vivirá tanto como internet.

Para saber más acerca de Bitcoin click aquí

martes, 16 de agosto de 2011

Bitcoin: ¿el dinero del futuro?

Así se titula el artículo acerca de Bitcoin más completo, más preciso, mejor estructurado y mejor redactado que hemos leído hasta la fecha en español. Un gran trabajo realizado por Angel José Riesgo.

Bitcoin. ¿El dinero del futuro?

Ayer publiqué una nueva entrada en el blog en inglés bajo el título Bitcoin. The money of the future? En esta ocasión he decidido traducir el artículo completo al español ya que creo que su interés puede ser mayor que el de otros artículos sobre temas más técnicos y, además, hay todavía muy poca información en español sobre el fenómeno Bitcoin. Por ello, espero que este artículo pueda resultar útil a quienes quieran leer una introducción en nuestro idioma a los bitcoins, la cibermoneda criptográfica que está despertando pasiones y debates enconados en el mundo tecnológico. En este artículo, comentaré las aspectos más generales de Bitcoin y dejaré algunos aspectos técnicos para un artículo futuro. Para quienes no sepan qué son los bitcoins, (...) Para seguir leyendo hacer click aquí.